Home

Diario YA


 

El santo padre viajará a camerún y angola del 17 al 23 de marzo

El Papa pide a las naciones desarrolladas que no se olviden de África

Redacción Madrid. 15 de marzo. El Papa Benedicto XVI, que inicia esta semana su gira por África, manifestó hoy ante cientos de peregrinos congregados en la Plaza de San Pedro, su interés de que las naciones desarrolladas no se centren en su actual crisis económica, y tengan presente a este continente donde la supervivencia se ha convertido en una lucha diaria para millones de africanos.

   La visita del 17 al 23 de marzo que le llevará por los países de Camerún y Angola le dará al Papa la oportunidad de tratar los temas clave a los que se enfrenta el continente, como son la guerra, la corrupción, y en algunos casos, las tensas relaciones entre cristianos y musulmanes.

   Aunque el Santo Padre visitará sólo dos naciones, el mensaje va destinado al continente entero, en parte porque mantendrá varias reuniones con obispos de todos los países africanos. "Con esta visita quiero abrazar a todo el continente: sus miles de diferencias y su profunda alma religiosa, sus antiguas culturas y su fatigoso camino de desarrollo y de reconciliación, sus graves problemas, sus dolorosas heridas y sus enormes potencialidades y esperanzas", dijo.

   "En particular, prosiguió el Papa, tengo mis pensamientos con las víctimas de la hambruna, de las enfermedades, de las injusticias, de los conflictos y de cada manifestación de la violencia que, por desgracia, continúa siendo una realidad", declaró ante los peregrinos y turistas reunidos en la Plaza de San Pedro.

   Durante su intervención, Benedicto XVI pidió a todos los católicos rezar por su próximo viaje a África y manifestó su intención de confirmar en la fe a los católicos, alentar a los cristianos en el esfuerzo ecuménico y llevar a todos un anuncio de paz confiado a la Iglesia por el Señor resucitado".

   En referencia a las lecturas de hoy, el Papa declaró que parte hacia África "con la conciencia de no tener otra cosa que proponer y donar a cuantos encontraré más que a Cristo y la Buena Nueva de su Cruz, misterio supremo de amor, de amor divino que vence toda humana resistencia y hace posible el perdón y el amor hacia los enemigos". 

Etiquetas:benedicto XVIvaticano