Home

Diario YA


 

Teapodong-2: algo más que el lanzamiento de un satélite

Tensión en el Pacífico tras el exitoso lanzamiento norcoreano

Redacción Madrid. Vuelve de nuevo la tensión al Pacífico después de que Corea del Norte verificase el lanzamiento de un cohete con el propósito, según anunciaba el Gobierno norcoreano, de poner en órbita un satélite de comunicaciones y con las sospechas por parte del resto del mundo de que las verdaderas pretesiones de Pyongyang eran las de probar el lanzamiento de cohetes de largo alcance armados de cabezas nucleares. Desoyendo las indicaciones de Estados Unidos, China y varias resoluciones de Naciones Unidas, el Taepodong-2 fue lanzado a las 11.30 a.m. hora local, según confirmó el gabinete del presidente surcoreano Lee Myung-bak.
A pesar de los comprensibles nervios iniciales por parte japonesa, que llegó a identificar en sus radares la aparición de las tres fases de lanzamiento -y a constatar que la primera de ellas terminó cayendo en el Mar de Japón y la segunda en el Océano Pacífico- oficiales surcoreanos, después de estudiar la trayectoria del cohete, afirmaron que, efectivamente, todo parecía indicar que se trataba, como decía Corea del Norte, del lanzamiento de un satélite de comunicaciones.
No se ha informado de que restos del Taepodong-2 hayan caído en territorio japonés.
Sea un satélite o no, detrás del lanzamiento está la demostración de que Corea del Norte tiene capacidad de disparar un cohete multifase capaz de viajar miles de kilómetros. 
El motivo de haber realizado este test es tanto política como técnica y se encuadra dentro de la estrategia del régimen de Pyongyang de reclamar la atención de la Administración Obama.
Japón ha protestado enérgicamente por el lanzamiento del Teapodong-2 y por la violación de su espacio aereo en su trayectoria de vuelo y ha solicitado la reunión de urgencia del onsejo de Seguridad de Naciones Unidas.

Lee Dong-Kwan, protavoz del presidente surcoreano ha dicho que "el lanzamiento por parte de Corea del Norte de un cohete de largo recorrido hace peligrar la estabilidad de la Península de Corea y del resto del mundo mientras los ojos de todos están puestos en salir conjuntamente de la crisis económica mundial" 

Etiquetas:corea del nortecorea del surEEUUjaponchina