Home

Diario YA


 

Taiwán dona 7 millones de mascarillas a los países europeos más castigados por la Covid-19, entre ellos España

La presidenta de la República de China (Taiwán), Tsai Ing-wen, ha anunciado que el país hará una donación de 7 millones de mascarillas a países europeos, como acción de ayuda humanitaria y solidaridad con los países más afectados por la pandemia de la Covid-19, entre ellos España.
La presidenta Tsai ha señalado al respecto que la pandemia nunca terminará “a menos que se pueda detener la propagación global” y se ha referido a los “innumerables actos de valentía y sacrifico” de trabajadores sanitarios de los países más afectados. “Es nuestro deber como ciudadanos del mundo  - ha dicho -  darles todo nuestro apoyo”.      
Con algo más de 300 casos confirmados hasta la fecha y solo cinco fallecidos a pesar de su cercanía con China continental, el Gobierno de Taiwán ha sabido responder con rapidez y eficacia a esta crisis sanitaria, y centra ahora sus esfuerzos en la campaña “Taiwán puede ayudar”, con acciones de asistencia humanitaria y solidaridad con los países más afectados.
En total, la donación será de 7 millones de mascarillas a Europa, entre ellas 5,6 millones destinadas a nueve estados miembros de la Unión Europea (UE), entre ellos España, y las restantes 1,4 millones al Reino Unido y Suiza. Además, Taiwán dona 2 millones más de mascarillas a Estados Unidos y un millón a los países aliados diplomáticos de Taiwán. Con lo cual, la donación total será de 10 millones de mascarillas.
La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, ha agradecido la donación de mascarillas de Taiwán para ayudar a combatir el coronavirus. “Este brote global del virus requiere de la solidaridad y de la cooperación internacionales ”, ha dicho la presidenta europea, añadiendo que actos como este demuestran que “somos más fuertes todos juntos”.
Líderes políticos de todo el mundo, así como la prensa internacional, han coincidido en señalar a Taiwán como uno de los países que ha logrado un mayor control de la pandemia, destacando entre otras medidas su velocidad de reacción, la aplicación efectiva de la tecnología y el Big Data, el control efectivo de las cuarentenas, la concienciación de su población ante las estrictas medidas de distanciamiento social y el haber dado prioridad a la fabricación propia de productos sanitarios, tales como las mascarillas, respiradores, equipamiento médico y alcoholes desinfectantes.
En relación a la fabricación de mascarillas, Taiwán centró todos sus esfuerzos desde el  principio de la crisis en elevar la producción propia hasta llegar a las 13 millones de unidades diarias que es capaz de fabricar a día de hoy, lo cual le permite tener a su población abastecida y generar excedentes que poder donar a los países más necesitados.
Entre los avances de Taiwán en investigación médica que también quiere ofrecer a los países más necesitados, destacan los prometedores estudios que realizan los laboratorios taiwaneses con la quinina, producto que podría ser útil para el tratamiento de los pacientes con síntomas leves. El Gobierno ya ha solicitado a los fabricantes elevar la producción de este medicamento para brindarlo a los países que lo necesiten.
Al margen de tales donaciones, y pese a su exclusión de la Organización Mundial de la Salud (OMS), en la que no puede participar debido a la presión de China continental,  la clara voluntad de Taiwán por contribuir a la lucha contra el coronavirus le ha llevado a establecer y activar todos los canales posibles de colaboración con países como los Estados Unidos, Australia o con la Unión Europea,  sobre todo en investigación de tratamientos, vacunas y diagnósticos rápidos de la enfermedad.
Uno de los países europeos con una colaboración más activa con Taiwán está siendo la República Checa, que ha establecido con Taiwán una asociación para la investigación y producción de kits de detección rápida, vacunas y medicamentos contra el COVID-19 y transferencia de tecnología.

                

Etiquetas:Coronavirus