Home

Diario YA


 

El PRESIDENTE DE NIGERIA PIDE AYUDA A EE.UU Y OTRAS POTENCIAS PARA ENCONTRAR A LAS NIÑAS

Nigeria se compromete a encontrar a las 200 niñas secuestradas por islamistas

Paula Gordon Gimeno. El 14 de abril más de 200 niñas fueron secuestradas de una escuela cristiana donde estudiaban en Chibok, al noreste de Nigeria. Se cree que los secuestradores forman parte de la secta islamista Boko Haram.

El presidente de Nigeria, Googluck Jonathan, ha admitido que desconoce el paradero de las estudiantes nigerianas secuestradas por la secta islamista Boko Haram y ha prometido encontrarlas para devolverlas a sus familias: "Prometemos que estén donde estén las niñas, estamos seguros de que las encontraremos". Ha explicado que las operaciones puestas en marcha por el Ejército y la Fuerza Aérea no han logrado dar con el paradero de las niñas y  ha hecho un llamamiento a los padres y comunidades locales para que cooperen en las tareas de búsqueda porque "el Gobierno necesita ayuda".

Las autoridades sospechan que asalto fue realizado por la secta islamista Boko Haram, que ha llevado a cabo una campaña de violencia en el noroeste del país que ha provocado la muerte de miles de personas. “Esta milicia radical lucha por instaurar la ley islámica ‘sharia’ en el norte de Nigeria, de mayoría musulmana, mientras que el sur del país es predominantemente cristiano, como lo es el colegio donde fueron secuestradas las niñas.”

Una de las niñas secuestradas en Nigeria por el grupo islamista que logró escapar ha relatado que las más jóvenes sufrían hasta 15 violaciones diarias. Ha explicado que, debido a su virginidad, fue entregada como esposa a uno de los líderes de la secta. Según su testimonio, los secuestradores “obligaron a las menores a convertirse al Islam, y les amenazaron con degollarlas si se negaban a tener sexo o no hacían lo que se las indicase”. 

El Gobierno nigeriano ha sido criticado por no haber hecho declaraciones desde que se produjese el secuestro y por su falta de control sobre el país puesto que existen informes que indican que las niñas han sido trasladadas en convoyes de vehículos.

El presidente nigeriano ha negado que se estén realizando negociaciones con Boko Haram para liberar a las niñas y ha expresado que no es posible hablar con la milicia: "No puedes negociar con alguien que no conoces. No se han producido negociaciones", También ha confirmado que ha pedido ayuda a Estados Unidos y a otras potencias como Francia,  Reino Unido y China. "Estamos hablando con otros países para que nos ayuden. Estados Unidos es la prioridad, he hablado con el presidente Obama al menos dos veces", ha afirmado Jonathan: "Es un momento difícil y doloroso para el país".

Etiquetas:Boko HaramGoodluck Jonathanislamistasnigeriasharia