Home

Diario YA


 

Alrededor del año 550

La Catedral de Córdoba ya era basílica visigótica consagrada a San Vicente

Fina Millán-Hita. Sorprende la postura de la Junta de Andalucía diciendo que la Catedral de Córdoba no es de la Iglesia católica, como excusa para apropiársela. Se hace necesaria un poco de Historia, para los que la han olvidado o nunca la aprendieron:
 
Alrededor del año 550, en el lugar en que se encuentra la actual catedral, los cordobeses construyen una basílica visigótica que consagran a San Vicente.
 
En el año 714 el militar musulmán Musa ibn Nusair, que formaba parte del contingente armado que invadió la Península, ordenó que la mitad de la basílica de San Vicente, conquistada por la fuerza de las armas, se dedicara a los ritos islámicos.
 
En el año 786: los invasores musulmanes deciden apropiarse de toda la basílica, suprimen el culto cristiano, destruyen el templo y construyen sobre sus ruinas una mezquita.
 
El rey Fernando III el Santo reconquista Córdoba en 1236 y ordena que en la mezquita sea restablecido el culto cristiano. A continuación cede la titularidad de este templo a la Iglesia.
 
Año 1523: se construye la basílica cristiana en el centro de la mezquita.
 
Y en el año 2014: la Junta de Andalucía desbarra al decir que la Iglesia se ha quedado con un bien que no le pertenece.
 
Ninguna razón jurídica podrá sustraer a sus actuales beneficiarios la propiedad real de la Catedral. Ignorar la Historia y sustituirla por consignas laicistas e intolerantes no cambia los hechos. Claro que eso se entiende porque en Andalucía hay demasiados problemas (entre ellos, la corrupción) que la Junta pretende ocultar acosando a los cristianos. Es triste que a las muchas lagunas del Ejecutivo andaluz se añada la ignorancia histórica y la intolerancia totalitaria, todo ello azuzado por sus "colegas" de gobierno, los fanáticos de IU.

 Y ante la obstinación de la Junta me pregunto: después de la catedral de Córdoba ¿expropiarán la catedral de Sevilla? ¿y el Gran Poder? ¿la Macarena también? ¿y la Esperanza de Triana, y el Cachorro...? ¿Y el Cristo de la Buena Muerte…? Espero que no hagan el ridículo con este propósito y no cometan tamaña torpeza e injusticia. Los andaluces son buena gente, apasionados y sencillos: no los maltraten, respeten sus tradiciones, creencias e idiosincrasia.

 Atentamente,
 
 
 
 

Etiquetas:Catedralhistoria