Home

Diario YA


 

en él, da voz a los "exiliados del nacionalismo" separatista y terrorista

Iñaki Arteta presenta el documental 'El infierno vasco'

Redacción Madrid. 5 de Noviembre.

  El director Iñaki Arteta, después de 'Trece entre mil' y 'Olvidados', estrena el viernes en sólo ocho salas de cine su último documental, 'El infierno vasco', en el que da voz a algunos de los cerca de 200.000 vascos que se calcula han tenido que abandonar Euskadi presionados por "la falta de libertad y las amenazas del nacionalismo". Políticos, empresarios, periodistas, artistas, intelectuales o policías de la Ertzaintza han dejado su testimonio en este documental, que llega a la gran pantalla, después de la "falta de solidaridad" que el director encontró para poder distribuirlo.

   Junto a Arteta, en la rueda de prensa que tuvo lugar hoy en Madrid, estuvieron tres de estas personas que se han visto obligadas a dejar el País Vasco y que plasman su testimonio en este filme: el ex concejal socialista Niko Gutiérrez, María Jesús Lejarreta (hija mayor de Manuel Lejarreta, ex alcalde de Vitoria y ex diputado general de Álava entre 1972 y 1977), y la presidenta de COVITE, Cristina Cuesta.

   "Todavía faltan muchas películas por hacer", señaló Arteta, quien confesó haberse dejado en el tintero "muchas cosas". Algunas personas que colaboraron en un principio con sus testimonios, después, decidieron no salir en este documental. "Sólo desde la ficción se puede provocar verdadera emoción en el espectador. Porque, un documental te informa de una situación, pero la ficción siempre es superior para llegar a la emoción, al corazón", consideró.

   El director explicó que de todas las películas que se han hecho en España sobre ETA, exceptuando unas pocas, "en todas ellas el foco de atención es la acción terrorista, sus dilemas...". "Pero ninguna me interesa demasiado", confesó Arteta, que ha plasmado en su filme los testimonios de 27 personas que han tenido que abandonar Euskadi. "Me entrevisté con unas cien, porque unas historias te llevan a otras", recordó el director, que sigue viviendo en Euskadi aunque sea "difícil expresarse con libertad".

   "Han conseguido que se produzca una deserción y, para ellos, es un éxito", apuntó Arteta, a lo que Lejarreta agregó que la marcha de muchos de ellos sí es "un triunfo" para los terroristas. Muchos no han querido participar en el documental por considerar que los terroristas conseguían parte de sus fines, al verles en el exilio, "como una derrota", según consideró la hija del diputado general.

   Arteta afirmó que los que se han marchado de Euskadi no querían irse y que, "aquel es un buen sitio para vivir para los nacionalistas y los que han elegido el silencio". El director se sorprendió, asimismo, porque ningún colega del mundo del cine le haya llamado para felicitarle por este trabajo. También recordó que para la banda sonora, a cargo de Eduardo Basterra, pidió la "participación testimonial de artistas españoles de primera fila" que le dieron "una fría negativa".

   Respecto al alto número de exiliados, el ex concejal socialista señaló que "en ningún país hay 200.000 personas exiliadas en otras zonas de su país". "Esta película está en silencio", consideró, agregando que de emitirla TVE sería "un escándalo". Gutiérrez fue más allá y afirmó que la causa de su marcha de Euskadi "no ha sido ETA, que está muy débil ahora, y es una banda de inútiles. Es el nacionalismo". "Nos ha echado ETA, pero más el nacionalismo y la negociación", subrayó.

   "PACTO VELADO"

   Para Cristina Cuesta la película de Arteta es "un bálsamo para los exiliados, que reconforta". La presidenta de COVITE consideró que existe "un pacto velado entre los principales partidos políticos" cuando el reconocimiento a las víctimas tendría que "ir más allá".

   "La mayor parte de las iniciativas para poner luz en la oscuridad parten de asociaciones privadas", se quejó Cuesta, quien calificó de "anomalía normalizada" la "anomalía social" que a su entender se vive en el País Vasco. "Buscamos justicia, memoria, dignidad y verdad", enfatizó, recordando que también en Euskadi hay "exiliados interiores, que viven con un déficit de libertad".

   En 'El infierno vasco' están, además, los testimonios de la periodista Carmen Gurruchaga, el profesor de Antropología Mikel Azurmendi, el sacerdote Jaime Larrinaga, la ex concejal del PP en Getxo Verónica Lipperheide, el artista Agustín Ibarrola, el ex secretario de los Empresarios Alaveses José Manuel Farto, Conchita Díaz-Varela (viuda de empresario vasco), el juez José Luis Morales o Consuelo Ordóñez, hermana de Gregorio Ordóñez, concejal del PP en San Sebastián asesinado en 1995, entre otros.

 

 

Etiquetas:cineETAlucha contra ETAseparatistas