Home

Diario YA

España, por su alianza con Uzbekistán, se consolida en el corazón de Asia Central

Daniel Ponce Alegre - Pontificio Instituto Oriental.

Desde que el pasado 29 de septiembre de 2017 visitara Valencia el diplomático uzbeko D. Rakhmatulla Nurembitov, amigo personal y de este Diario, destinado en Madrid, en la Delegación Diplomática de la República de Uzbekistán en el Reino España han pasado poco más de tres meses, periodo durante el cual las labores diplomáticas discretas, tanto en despacho como en encuentros personales, y a diversos niveles, han sido muy fructíferas, no sólo para la ciudad de Valencia y la de Madrid, la capital de España, sino también para Uzbekistán y sus dos ciudades más importantes: Tashkent, la capital, y Samarkanda, segunda ciudad en importancia, la capital histórica de toda Asia Central y eje económico y cultural de la Ruta de la Seda ( el Rey de España Felipe VI se reunió recientemente con el Jefe del Estado de Uzbekistán para tratar cuestiones de cooperación al desarrollo, seguridad y defensa e inteligencia ); además de suponer también dichas labores diplomáticas prosperidad para las regiones en las que se encuentran, es decir, Asia Central y toda la Región Mediterránea.

La visita, y otras seis más que se habían producido con anterioridad, tanto por el citado diplomático como por otros compañeros suyos en los últimos tres años, se han producido en el contexto del Proyecto Diplomático - Euroasiático conocido como Nueva Ruta de la Seda, y cuyo Representante - UNESCO es el Diputado por la Provincia de Valencia en la Cortes Generales D. José María Chiquillo Barber, al que vemos en la foto junto al Alcalde de Samarkanda, el Ilmo. Sr. D. Furkhat Rakhimov, y al representante del Colegio del Arte Mayor de la Seda.

La capitalidad de Valencia como ciudad de la seda, en el extremo más occidental de la Ruta, además supone para la ciudad convertirse en un polo de atracción económico, demográfico y cultural para todo el Mediterráneo, lo que convierte a Valencia de facto en capital mediterránea de la Nueva Ruta de la Seda, como lo fue durante los siglos de mayor esplendor ( XV - XVIII ) para Valencia y para el resto de reinos hispánicos, a ambos lados del estrecho, bajo la Corona Católica de España, además de convertirse en nexo de unión con Asia por su alianza con Uzbekistán, a través de Samarcanda, y por su alianza con China, a través de la ciudad de Xi´an, origen de la Ruta de la Seda.

Sobre esta alianza específica, de España, a través de Valencia, con China, y su capital histórica Xi´an, hablaremos, Dios mediante, en un próximo artículo en este Diario, que está comprometido, desde el punto de vista de la Información y la Comunicación Estratégica, con las palabras que su Majestad el Rey de España, Felipe VI, ha señalado en el Foro Mundial Davos como vía de trabajo estratégico nacional para el desarrollo: la cooperación específica entre países desde una perspectiva geoestratégica regional.

 

Etiquetas:Uzbekistán