Home

Diario YA


 

El Papa estará con la juventud española en 2011

El Santo Padre anunció al término de la Eucaristía su intención de celebrar las siguientes Jornadas Mundiales de la Juventud en Madrid. Supone un motivo de alegría y de orgullo saber que el Santo Padre no deja esta tierra de la mano. La juventud que se encontrará con el Papa en Madrid en el verano del 2011 tendrá que haber dado testimonio de su fe previamente, dejando de lado todo relativismo moral y tomando partido decidido en la defensa de la vida y de la familia. No ha dejado el Papa en Sidney un discurso para timoratos ni para cobardes; la defensa de la fe en Nuestro Señor Jesucristo exigirá una postura política y social clara en favor de principios y valores no negociables, como son la familia, las raices cristianas de España, la defensa de la vida desde su concepción hasta el momento de la muerte natural, la oposición a cualquier tipo de experimentación con células embrionarias, con personas al fin y al cabo, etc. 

El Papa vendrá a Madrid para alentarnos con su presencia a perseverar en el trabajo encomendado. Un trabajo que requiere la coherencia moral, social y política que España y los españoles han abandonado. No da puntadas sin hilo el Santo Padre; sabe muy bien dónde va a estar la batalla en los próximos años.

El Papa Benedicto XVI anunció hoy, al concluir la Eucaristía de clausura de la Jornada Mundial de la Juventud de Sidney, que Madrid será la próxima sede de este evento en el año 2011. De este modo, la JMJ llegará a España 22 años después de la que se celebró en Santiago de Compostela, en 1989, presidida por Papa Juan Pablo II.

   "Ha llegado el momento para deciros adiós, o mejor dicho arrivederci. Aquí en Sidney espero con ansia veros de nuevo dentro de tres años. La ciudad que acogerá la Jornada Mundial de la Juventud de 2011 será Madrid", dijo el Pontífice.

   Por su parte, el cardenal Rouco Varela, en declaraciones a Popular TV, señaló que este evento será de "un valor excepcional para la Iglesia en España". Asimismo, dijo que acogió la noticia con "gozo, gratitud y mucha alegría".

   Las Jornadas Mundiales de la Juventud nacieron en 1984 por iniciativa del Papa Juan Pablo II. La primera tuvo lugar en Roma el domingo de Ramos del citado año, en el marco de las celebraciones sectoriales del Año Santo Jubilar de la Redención (1983-1984).

   Ante el éxito de la convocatoria y ante la urgencia eclesial de la Pastoral de Juventud, Juan Pablo II las instituyó con carácter permanente, fijando que, en un principio, se celebraría un año en Roma y al año siguiente en una ciudad del mundo, cada vez distinta, e intentando alternar entre Europa y otro continente. También determinó que la Jornada Mundial de la Juventud en Roma coincida, en la medida de lo posible, con el Domingo de Ramos. No se fijó, sin embargo, una fecha para su celebración en otros lugares del mundo.

   Hasta ahora se han celebrado 23 Jornadas Mundiales de la Juventud, todas ellas presididas por el Papa. El actual Pontífice, Benedicto XVI tomó el relevo en la Jornada Mundial de la Juventud que se celebró en Colonia (Alemania) del 16 al 21 de agosto de 2005.

   Hasta el momento, Santiago de Compostela es la única ciudad española que ha sido elegida como sede de la Jornada Mundial de la Juventud. Fue en 1989 y alrededor de 500.000 jóvenes abarrotaron el Monte del Gozo en torno a Juan Pablo II.

   Otras ciudades que han acogido esta celebración han sido Colonia (Alemania), en 2005; Toronto (Canadá), en 2002; París (Francia), en 1997; Manila (Filipinas), en 1995; Denver (USA), en 1993; Czestokowa (Polonia), en  1991; y Buenos Aires (Argentina), en 1987.

   La Jornada Mundial de la Juventud es un evento para jóvenes organizado por la Iglesia Católica y puesto en marcha por Juan Pablo II. Anualmente se celebra en cada diócesis; sin embargo, cada dos o tres años se organiza un evento internacional en una ciudad importante.

   Esta celebración se prolonga durante una semana e incluye encuentros religiosos, culturales y festivos, y concluye con una Eucaristía presidida por el Pontífice. La última, en 2005, se celebró en Colonia. Suelen asistir cientos de miles de jóvenes de todo el mundo.

Etiquetas:benedicto XVI