Home

Diario YA


 

Uganda, RD del Congo y Sudán Meridional destruyeron el domingo el campamento del ejército irregular al este del Congo

Ataque conjunto a los terroristas del LRA en el Congo

Noticias relacionadas

Redacción Madrid. 16 de diciembre.

  Soldados de Uganda, la República Democrática de Congo (RDC) y Sudán Meridional llevaron a cabo una operación militar conjunta el pasado domingo contra el grupo terrorista autodenominado Ejército de Resistencia del Señor (LRA) en el este de la RDC, según un comunicado oficial firmado por jefes de las tres fuerzas participantes.

  “Las fuerzas armadas de Uganda (UPDF), de la RDC (FARDC) y de Sudán Meridional (SPLA) en una operación militar común atacaron esta mañana del 14 de diciembre de 2008 a los terroristas de LRA de Joseph Kony en la selva de Garamba, en la República Democrática de Congo”, informó el comunicado.

  “Las tres fuerzas armadas atacaron con éxito a los rebeldes y destruyeron el campamento principal de Kony, cuyo nombre en código es Swahili, incendiándolo”, continuaba el escrito.

  Los jefes militares no dieron detalles sobre el destino del líder rebelde, pero informaron de que la operación continuaba.

  El LRA es un ejército irregular con métodos terroristas que nació en 1987 en el norte de Uganda. Pretende imponer un Estado basado en el milenarismo bíblico mezclado con religiones sincretistas y animistas africanas. Su acción se ha llevado a cabo fundamentalmente en el sur de Sudán, aunque en esta última guerra en la RD del Congo han traspasado la frontera ugandesa-congoleña.

  Durante todos estos años, la mayor parte de las víctimas del RDA han sido de raza acholi, de la región noraugandesa de Acholilandia. Entre sus “méritos” en sus más de veinte años de existencia se pueden contar 12.000 muertos y dos millones de desplazados. También tiene el LRA en su haber alrededor de 20.000 niños secuestrados, a los que usan como niños-soldado o esclavos sexuales.

  El portavoz del LRA David Nyekorach-Matsanga dijo a la agencia AFP que desconocía la operación ofensiva y que, en cualquier caso, la condenaba. “Si es cierto, es una provocación muy lamentable y el LRA tomará represalias. Ha sido perpetrada por militares del ejército de Uganda que quieren destruir el proceso de paz”, dijo. “Me reuní con el presidente de Uganda este semana y me aseguró que no atacaría al LRA”, añadió Matsanga.

  El 9 de diciembre Kampala acusó a Kinshasa de no hacer nada para capturar a Kony y a sus oficiales, que no se han presentado a la firma de un acuerdo de paz ya aprobado por el Gobierno ugandés y han buscado refugio en el este de la RDC.

  El desconocimiento de los acontecimientos sobre el terreno es total. "Acá no sabemos exactamente lo que está pasando, pero desde el sabado pasado siguen los vuelos de aviones de transporte militar y han llegado a Dungu por lo menos 1.000, 1.500 soldados congoleños", dijo a la MISNA el padre Xavier Sagasti, misionero comboniano con un profundo conocimiento del país, ya que trabaja en Congo desde 1981. "Hoy también – añadió el misionero, contactado por teléfono en el extremo noreste de la República Democrática de Congo – han aterrizado tres aviones, algunos seguramente de las Naciones Unidas provenientes de Bunia, otros no muestran ningúna sigla y parece que llegan desde la zona de Kisangani".

  El padre Sagasti, que no puede confirmar si efectivamente las bases de los rebeldes ugandeses del Ejército de Resistencia del Señor (LRA) han sido atacadas o no, habla de condiciones de seguridad que están lentamente mejorándose. "Quisiera tratar de alcanzar Duru (que ha sido pesadamente atacada desde septiembre) – prosiguió el comboniano – y la gente está volviendo para cosechar el arroz de los campos; aquí en Dungu los trabajadores de diversas organizaciones humanitarias han vuelto, pero lastimosamente las escuelas siguen cerradas sobre todo por el miedo a incursiones de los rebeldes que en los meses pasados han secuestrado a un centenar de adolescentes.

  La confirmación del ataque ha llegado con un comunicado conjunto de los ejércitos ugandés, congoleño, y del Sudán del Sur; una operación militar inédita, motivada – come sostuvo el portavoz del ejército ugandés Paddy Ankunda – por el rechazo del LRA a firmar los acuerdos de paz con Kampala el pasado 29 de noviembre.

  ATACAN UN CONVOY HUMANITARIO

  Ayer un grupo de hombres armados puso en la mira a un pequeño convoy humanitario, donde murió una persona y otra resultó herida (ambos congoleños), los cuales se encontraban a bordo de un medio de la organización no gubernamental italiana AVSI (Asociación de voluntarios para el servicio internacional), que trabaja desde hace tiempo en la región de Kivu del norte. Informa MISNA.

  Según fuentes locales de la ONU entrevistadas por la MISNA (no se pudo contactar a la AVSI en el lugar), el vehículo se encontraba en las cercanías de Rutshuru, al norte de Goma, cuando un grupo de agresores abrió fuego por motivos que aún se desconocen, pero probablemente con el fin de secuestrar a alguien. El hombre que conducía resultó herido (a pesar de eso logró avanzar), pero uno de los pasajeros habría muerto.

  La hipótesis de un ataque de “desbandados” es considerada la más probable en vista de la situación del área, relativamente tranquila, y considerando que no hay combates en curso, y que todas las partes están respetando sustancialmente el cese del fuego. La hipótesis es confirmada por la preparación y el profundo conocimiento del territorio por parte del personal del AVSI, comprometido desde hace años a ayudar a la población civil, antes víctima de los enfrentamientos de facciones opuestas en lucha para acaparar las riquezas del subsuelo.

 

Etiquetas:Áfricarepública democrática del congo