Home

Diario YA

ACCIDENTES DE TRÁFICO: CONSEJOS PARA OBTENER UNA INDEMNIZACIÓN

Cuando ocurre un accidente de tráfico es difícil mantener la calma, todo sucede rápidamente, por lo que a menudo se hacen las cosas mal o no se tiene la oportunidad de hacer nada, si la persona que ha tenido el siniestro sufre heridas de gravedad.
Es importante llamar a la policía y denunciar lo ocurrido, especialmente si la otra parte niega su responsabilidad, intentando localizar el mayor número posible de testigos en el momento ya que posteriormente será muy difícil, por no decir prácticamente imposible, encontrar a las personas que presenciaron el accidente.
Es muy importante también acudir a un servicio de urgencias porque, aunque nos sintamos bien en un principio, podemos tener lesiones que en el momento, debido a la tensión y los nervios, no percibimos. No hay problema si han pasado varios días, se deben solicitar informes médicos detallando todas las lesiones, incluso las de menor importancia, como dolores, fracturas en los dientes o pequeñas heridas.
Se deben dejar también por escrito todos los detalles que se recuerden del accidente, ya que con el tiempo los recuerdos se irán haciendo más difusos, y en caso de enfrentarse a un proceso judicial, será importante mantener los detalles frescos y ser lo más concreto posible. Datos importantes para recordar son las fechas; testigos y personas involucradas; matrículas si pudo verlas en su momento; etc.
Si está pensando en iniciar una reclamación es siempre mejor contar con asesoramiento jurídico, metiendo en su buscador las palabras abogado accidentes Madrid por ejemplo, encontrará abogados especialistas que le ofrecerán asesoramiento gratuito e incluso asesoramiento médico.
A la hora de solicitar una indemnización también necesitará cuantificar sus pérdidas materiales, como ropa, teléfono, gafas o cualquier otro objeto personal que haya resultado dañado, así como las facturas de reparación que haya sido necesario abonar como consecuencia del accidente.
En el momento del suceso no firme ningún documento, sobre todo si se encuentra confuso o no lo entiende de forma clara y pida una copia del informe de atestados, si la policía acude al lugar de los hechos. Estas son algunas recomendaciones a tener en cuenta aunque, en cualquier caso, el consejo de un profesional es insustituible en estas situaciones.