Principal

Diario YA


 

LA PEDAGOGÍA DEL APARTHEID

MANUEL PARRA CELAYA.  El Sr. González-Cambray, a la sazón Conseller d´Educació de la Generalidad de Cataluña, dictamina tajantemente en una entrevista que “no hay conflicto con el catalán en la escuela catalana y no ha existido nunca”, y reparte sus acusaciones tremendistas contra la familia del niño de Canet de Mar que se atrevió a reclamar el 25% de clases en castellano, la prensa (no subvencionada, claro) y los tribunales. Un nuevo agravio, pues, servido en bandeja para que el nacionalismo separatista practique su deporte favorito, el victimismo, y que ha tenido su expresión pública en una manifestación que, esta vez, no derivó en tumulto ni en quema de contenedores. Allí estaban todos, los antiguos rivales en el parlament, los partidarios de la unilateralidad y los más cucos, los que siguen sangrando al gobierno de Sánchez a cambio de su apoyo; los puigdemonistas y los posibilistas… Y, también, vaya usted a saber por qué, UGT, CC.OO. y diversos sindicatos de la cuerda.

La Generalitat justifica el acoso a un niño de 5 años por el “ataque intolerable” a la inmersión lingüística

¿Acosar a un niño es defender una lengua?

Luis Losada Pescador. El Supremo resuelve que para garantizar adecuadamente el derecho de los niños a ser educados en su lengua madre y habida cuenta del bilingüismo existente en Cataluña, todos los niños tienen derecho a que al menos el 25% de su educación sea en su lengua materna. Obviamente lo que resuelve es que los castellanoparlantes -que son cerca de la mitad- tienen derecho a recibir al menos el 25% de la educación en español. Y esto tan básico es considerado como un “ataque intolerable” para los intolerantes que llevan años imponiendo la inmersión lingüística y violando el derecho humano a ser educado en la lengua madre.

El gobierno no recurrirá el fondo de la Generalitat para avalar el procés

Los ‘indepes’ piden la mano y el gobierno les da el brazo

Luis Losada Pescador. El Tribunal de Cuentas audita el ‘referéndum’ independentista del 2017 y observa una malversación de caudales públicos de 5,4 millones de euros. Obviamente, exige a los máximos responsables que devuelvan ese dinero malversado. Los ‘indepes’ se asustan porque pueden producirse embargos a sus bienes personales. Están dispuestos a dar la vida por la ‘patria catalana’, pero sus bienes que no se los toque nadie… La Generalitat -en permanente rebeldía- se inventa un fondo de 10 millones -con generosidad- para avalar las exigencias del Tribunal de Cuentas. Es decir, obliga a todos los catalanes -e indirectamente a todos los españoles- a financiar la malversación de sus dirigentes.

además de soportar la ignominia de tener una colonia de la «Pérfida Albión», ahora resulta que también están colonizando nuestro incomparable idioma

No a la gibraltarización de nuestra Patria: “Mr. Marshall, not welcome”

Laureano Benítez Grande-Caballero. España, Patria traicionada, casa desolada, muros derruidos, mustios collados… territorio comanche donde bandas de energúmenos y felones entran a saco como grupos salvajes; donde innumerables Bellidos Dolfos traicionan la Patria abriendo portillos para la irrupción de los caballos de Troya del globalismo luciferino, urdiendo siniestras conspiraciones cuyo fin es hacer de España chatarra mundialista para el NOM.

Nacionalismo catalán: la guerra contra la historia

Javier Navascués. El nacionalismo catalán no tiene ningún fundamento sólido para sostenerse. Es ciertamente un monstruo deforme, engordado por las subvenciones y la propaganda, que tiene los pies de barro. Ese monstruo necesita imperiosamente alimentarse del mito y la mentira para reinventar la Historia convirtiendo a esa España, de la que estaban tan orgullosos los catalanes, en un enemigo malvado que los oprime y humilla.

Consecuencias nefastas, del separatismo radical, sobre Cataluña y su ciudadanía

Miguel Massanet Bosch. Una etnia que descarga sus frustraciones políticas contra el idioma de la nación, se califica a sí misma. Sin duda alguna, en España, tenemos la rara y desagradable costumbre de tirarnos piedras sobre nuestro propio tejado. Lo hemos hecho cada vez que hemos tenido la ocasión de mejorar nuestra situación nacional e internacional. Ya lo hicimos cuando el descubrimiento de América con las grandes remesas de oro que íbamos recibiendo del nuevo continente, malgastadas por nuestros reyes en cruentas e innecesarias guerras con nuestros países vecinos; lo hicimos con el advenimiento de la segunda república, precedida de revoluciones y matanzas entre españoles, sin que la proclamación del 14 de Abril de 1931 sirviera para nada más que para fomentar los odios latentes entre unas clases y las otras, con la consecuencia fatal de la Guerra Civil en la que murieron cientos de miles de españoles.

Prensa, radio, TV y organizaciones extremistas catalanas, compiten en quien amenaza con más inquina, odio y desvergüenza, al Estado español.

El caos independentista catalán amenaza con hacer arder España entera

Miguel Massanet Bosch. Si el señor Pedro Sánchez no hubiera demostrado, con suficiente claridad, su plena disposición a tener satisfecho al independentismo catalán y  vasco para asegurarse su sillón presidencial, podríamos pensar que no se entera de lo que está sucediendo en Cataluña, donde no pasa día que no haya algún iluminado que no se meta con España y los españoles, que no ataque furibundamente a la monarquía y que no ponga de chupa de dómine a aquellos españoles, catalanes incluidos, que no entendemos que se permita que, una minoría que no llega a un tercio de la población de la autonomía, siga emperrada en que el resto de españoles les entreguemos esta parte de la nación que usufructuamos los que habitamos en esta región.

Renunciaron a una nota en favor del indulto pero ‘dieron la nota’ a favor del indulto

Empresarios ‘a la catalana’

Luis Losada Pescador. Lo de este jueves en el ‘Cercle d’Economía’ de Barcelona es el paradigma del empresariado ‘a la catalana’. Pretendían lanzar una nota de apoyo a los indultos, pero los grandes del Ibex, Botín, Pallete e Isla amenazaron con no asistir y desinflar el evento. Así que renunciaron a la nota y optaron por ‘dar la nota’. El vicepresidente del Cercle, el banquero Jordi Gual, advirtió de los males de las posiciones intransigentes y de la “cronificación del conflicto”, un lenguaje que recuerda preocupantemente al utilizado en el ambiente abertzale.

Sánchez se ha convertido en un maniquí fácilmente manejable por unos nacionalistas catalanes, que amagan y retroceden según su conveniencia.

El bluff catalán consigue que Sánchez se arrodille ante Torra

Miguel Massanet Bosch. El encargado por Sánchez de intentar contrarrestar a los partidos constitucionalistas, el PP y Ciudadanos, que se vienen mostrando como enemigos acérrimos a la política del señor Sánchez y del PSOE, de continuar negociando con los separatistas catalanes pese a que, el señor Torra ha declarado, a diestro y siniestro, que cualquier reunión con el Ejecutivo del gobierno de España tiene que ser “ de gobierno a gobierno”, como si Cataluña estuviera a la misma altura del Estado español cuando, en la realidad no es más que, una parte de la autonomía catalana que no alcanza el 50%, la que quiere la plena autonomía y el reconocimiento como nación, frente a la otra mitad que no comparte semejante proyecto y que se manifiesta contenta y a gusto perteneciendo, como una autonomía más, a la nación española.

considera que es necesaria la inmediata disolución de los Mozos de Escuadra y, en virtud de la Ley de Seguridad Nacional, el gobierno deberá asumir el control y la dirección de todas las fuerzas de seguridad en Cataluña

AES pide la disolución de los Mozos de Escuadra y la detención de José Luis Trapero

Todos los españoles han tenido la oportunidad de ver, en ocasiones en directo y por televisión, cuál ha sido la actitud de los Mozos de Escuadra con respecto a la votación ilegal que sí se ha producido hoy en Cataluña. Los Mozos de Escuadra no solo no han intervenido de acuerdo con las instrucciones recibidas por la autoridad judicial sino que además, como se ha visto por televisión, se han enfrentado a las fuerzas de seguridad que sí cumplían con su obligación.