Home

Diario YA


 

Modelos Gundam: Tipos de gunpla y herramientas de trabajo

Conoce todo lo necesario para introducirte en el mundo Gundam y dar rienda suelta a tu pasión

Si estás leyendo este artículo, seguramente estarás familiarizado/a con el mundo manganime japonés. Probablemente ya conozcas lo que hay que saber sobre lo que es un Gunpla, pero si estás aquí por curiosidad y quieres saber un poco más, empezaremos por decir que estas estatuillas de plástico se inspiran en los robots pilotados de una serie japonesa de los 70 creada por un tal Yoshiyuki Tomino, que pegó el pelotazo convirtiéndose en un fenómeno con capacidad de mover millones en merchandising. Algunas marcas vieron el potencial de la saga y comenzaron a comercializar estos modelos de plástico para que los aficionados a este nicho pudieran realizarlos desde casa. Si eres uno de ellos o si estás interesado el ámbito de la ciencia ficción (conflictos militares en realidades interespaciales, robots gigantes pilotados—también conocidos como Mechas— , y todo este mundillo), tenemos una buena noticia para ti, y es que elaborar una de estas maquetas es más fácil y menos elaborado de lo que en un principio pueda parecer.

Gunpla: todo lo que tienes que saber

Los gunpla son una serie de piezas de plastimodelismo que inmortalizan el universo gundam en diferentes escalas, calidades y categorías. Lo primero que tienes que saber es que se trata de un mundo con bastante recorrido (¡ten en cuenta que el primer modelo de estos objetos de coleccionista salió hace más de cuarenta años!). Al principio puede que la especialización de la terminología te despiste un poco. Pero te harás a la idea rápidamente una vez que entres en el universo.

¿Por dónde empezar?

Existen diferentes grados de gunplas: High Grade (HG), Master Grade (MG), Versión Katoki (Ver.Ka), Real Grade (RG), Perfect Grade (PG), Mega Sizxe Model (MSM), o Super Deformed (SD). Si estamos empezando, lo más lógico sería decantarnos por los modelos HG. ¿Por qué? Por tres razones: son más asequibles en términos de precio, son menos complejos en su construcción, y son más fáciles de encontrar. Incluso con modelos de importación japonesa estaremos hablando de precios que no deberían rebasar los 10€, por lo que, para empezar, no están nada mal.

¿Qué herramientas necesito?

En lo relativo a las herramientas, decir que no requerimos de un equipo muy diferente al que necesitaríamos para cualquier otro tipo de maqueta. Sin embargo, si que hay un par de cosas que deberemos tener a nuestra disposición para la tarea que se nos podrían pasar por alto si no nos lo dijeran. Por un lado, necesitaremos lo básico: alicates de corte vertical (cuanta mayor calidad tengan las cuchillas, más fino será el resultado, pero hasta un cortauñas nos puede sacar del aprieto en caso de emergencia), cuchillas de corte (mejor no utilizar cutter), pinzas, lija, y una base de corte que proteja la superficie en la que trabajemos. En cuanto al pegamento, lo más recomendable es utilizar pegamentos específicos para modelismo (ej. Tamiya cement). Además necesitaremos el material para el panel line, que es el tipo de acabado que se les da a los gundam. Existen varios métodos para hacerlo, pero eso ya será carne de otro artículo. De momento con lo que te contamos aquí, tienes para empezar.