Home

Diario YA


 

NO ES ARTE TODO LO QUE LUCE

Los "vasos medio llenos de agua" son para las dentaduras

Jorge Llopis Planas. Perito Tasador  y Judicial en Arte y Antigüedades. Pues va a ser verdad. Sí en una feria de arte son capaces de vender un vaso de agua por 20.000 € será que el país se está recuperando…

Vaya por delante. Este año no he ido a Arco. La dieta de mi conejito Alfred merecía más atención. Como siempre ya me lo contarán y será como cada año: “menos  o menos expositores, mayor o menor numero de ventas, tal o cual artista mejor o peor, que si el IVA en el arte, que si no hay interés…”. Y luego los verdaderos profesionales me explicarán y darán su opinión con un vino por medio. No me dedico a vender arte y para tendencias, al final, me fijo en lo que se compra y vende en Nueva York, Miami, Londres, Berlín, París o Shangai. Los verdaderos mercados del arte.

Nos hemos emperrado en que Arco es la gran feria del arte y bueno, sí, vale…Es la gran feria por eliminación después de fallidos intentos como la Gaudí en Barcelona y desastres valencianos y además porque no hay otra con tanto presupuesto y con tanta promoción.

En esta ocasión parece que la pieza estrella de Arco o de la que más se habla es “Vaso medio lleno de agua” del artista cubano Wilfredo Prieto (20.000 €). Y es eso. Un vaso de toda la vida medio lleno de agua. A ver, ahora mismo tengo en mi escritorio uno exactamente igual y también medio lleno, quiero decir que los venden en grandes superficies o ferreterías. Un vaso tipo sidra medio lleno de agua. A ver, que la cosa va en serio. No se lo ha dejado nadie encima de la mesa olvidado. Es un vaso con agua hasta la mitad y se vende por  20.000 euros.

Las ferias de arte están para lo que están o debieran: vender, vender y vender ¿El qué o a quién? Pues esas son la cuestiones. Como ya expliqué en otra ocasión sobre el coleccionismo en España las cosas son como son, pero hay que estar a pesar de que el stand cueste un ojo de la cara y que al final el esfuerzo no se corresponda con el rendimiento (o beneficio) volviendo a poner en venta las mismas piezas que no han podido vender a lo largo de estos años y cosas peores.

Pero vamos a lo que vamos, o porque titulo así este mi artículo. Vaya por delante que soy un técnico, pero por otro lado soy un experto. Veo, comparo, escucho, contrasto y constato por lo que me creo capacitado para opinar. No me pliego ante las mamarrachas del sector. No rindo pleitesía ni a gurús ni a su dinero. Me río de estar o no en la “pomada”. Tengo una formación académica , una experiencia profesional y un bagaje humano y personal que me permiten ser independiente del sistema ¿Y además saben qué? Al final tarde o temprano acuden a mi (o a algún otro compañero) para saber si les han tomado el pelo o no en ferias, galerías y demás mercadeos cool.

Las ferias de arte : “Colorín o postureo” o si no vas, no estás.
El primer día de la feria se cierra al público. Antes el primer día se invitaba a los medios y a los coleccionistas y personajes VIP para ser los primeros y tener opción de señalar las mejores piezas (ya empezamos con favoritismos raros). A mi el termino VIP cada vez me da más grima. Gracias a los empresarios italianos de la comunicación, ya sabemos que es un VIP en España: Un/a mamarracho/a hortera y cutre con mucho dinero fresco y que no sirve sino para la otra horterada: el Photo Call. Sin Photo Call, no hay nada de interés en este país. Y claro, cuando hay mamarrachos y horteras por en medio ya se sabe: Cuanto más caro y absurdo, mejor. Y en eso nuestros VIP son los verdaderos amos y señores de la cuestión (bueno a lo mejor exagero. Hay Mamarrachos y Hay Horteras y también Mamarrachos Horteras. Por todos lados se pierde aceite como diría aquel).

Es una lástima que nuestros VIPS estén en esta edición en la Casa. Les aseguro que si Belén Esteban ¿Aris? ¿Chari? o ¿Olvidos Hormigos? (¡¿Pero quién y de dónde coño sale toda esta gente?!) o cualesquiera otra criatura del Señor , fuesen los VIPS de Arco, se vendía todo en 2 días y si encima las obras de arte de referencia son vasos y menaje del hogar mejor (tengan en cuenta que nuestras VIPS, además de horteras son muy maris)  A ver si el año que viene lo tenemos en cuenta.

Un pajarito me ha llamado y me ha contado que el personal VIP de este año era de antología. No puedo imaginar las cajas de Almax y Lexatin que habrán consumido los galeristas y representantes que intentan vender arte como sea y al precio que sea a semejante personal, siempre tan snobs ellos, siempre tan distantes ellas, siempre tan cool, ellos y ellas.

Sorprender o provocar: estrategias de marketing trasnochadas
Alguno me dirá que las ferias de arte son un negocio. Bien, lo entiendo como técnico. Pero por lo visto la cuestión es otra: La venta fácil per se con estrategias más trasnochadas que una camiseta del Ché (¡Oh sorprender!) o con algunas incluso más elementales (la envidia competitiva). “Si compra éste, yo no voy a ser menos”. Niarchos y Onassis se dedicaron a ello durante lustros simplemente para demostrar su poderío y fastidiarse mutuamente (no tuvieron suficiente con sus respectivas esposas). Hay quien compra siguiendo las tendencias que marca el “Coleccionista Gurú” o hay un personaje icónico que hace que un colectivo determinado (para el cual es referente) se vuelque o vuelva “loca” por imitarle (Madonna y el sector gay americano, sin ir muy lejos). Hay quien ve a un personaje relevante en el HELLO y para ser como él compra. Y hay quien compra porque es lo más caro que hay a la venta. Esto ha funcionado así desde el siglo XVI y en otros países funciona en serio (hoy se le llama lobby del arte) y no les quepa duda de que hay mucho dinero por en medio, sobretodo para el personaje o gurú que promociona o enseña y pensamos que aquí funcionará igual. ¡¡MEEC.!!! ¡¡¡Error!! Spain is different. Recuerden: No tenemos  verdaderos coleccionistas. Aquí, el lobby en el peor de los casos es la recepción de un hotel hortera con pretensiones.

¿Es una acción de marketing?. Seguro. Estoy escribiendo sobre ello ¿No?. ¿Escándalo?. Lo siento llegan tarde. Muy tarde. El escándalo y con la que está cayendo, va por otro lado ¿No les parece?. Pero bueno: Si se vende un vaso de agua medio lleno por 20.000 € es que hay dinero en el país para gastarlo. Vamos saliendo del agujero o nos estamos metiendo irremediablemente en otro más lamentable. Juzguen ustedes que yo ya me lo sé.

Lo he dicho antes. Voy a pocas inauguraciones y eventos relacionados con el arte contemporáneo. (Entiéndanme, si no me lo recomienda alguien “de confianza” ni me lo planteo). Y si voy,  ese día  hago mis ejercicios de invitado zen, enredo a alguien para no ir sólo y así preparado, me mimetizo entre el rebaño de “culturetas” gafapastas de turno, incansables farfollas meta teorías y evitando precisamente a los VIPS que sólo traen problemas y encima son mal pagadores.

Es una experiencia que recomiendo y así tal vez, valorarán mejor mi trabajo y el esfuerzo que debo hacer algunas veces. Verán lo que puede llegar a explicarse con un discurso coherente y por escrito en un catalogo expositivo. Por ejemplo : la inquietante denuncia del ser humano ante la hostilidad de la nada “Naturaleza muerta VI. Trapped” (una guarrería con un pellejo muerto de conejo seco y pegado a un lienzo de 2 x 2 metros , 25.000 €). O como reivindicar la sexualidad infantil libre sin fronteras ni prejuicios a través de “Jogines II. Perversa” (una Nancy negrita tuerta, sin brazo ni pierna practicando sexo oral con un movimiento frenético con el perrito Colás, si aquel al que se le encienden los ojitos, 3.000 €). Mención a parte merece el video-arte “la Chicaharra i la formiga o la filla de puta egoísta. Deliri Fontenienc” desde una paradójica similitud con la naturaleza pero no por ello, menos cruel y real se presentan las desigualdades entre el creador y el burgués. (el asunto va de una grabación de 10 minutos sin fin, de una hormiga moviendo granitos de arroz y una cigarra cuya banda sonora la realiza con sonidos guturales de un muy famoso cantautor ex directivo de SGAE, la cigarra obviously, 50.000 €, pieza única).

Les aseguro que todos los anteriores son reales. Y además se supone que debo conmoverme. Por mucho que lo intento, no puedo, no me sale, no tengo el cuajo de  participar en un debate constructivo o analizar en público semejantes muestras de ingenio creativo. Está clarísimo. Debo ser un animal sin sensibilidad ni proyección imaginativa. Un pequeño burgués. Y añado por si están por ahí que si la exposición es en Barcelona, no lo duden ni se la pierdan. En ese caso,  el asunto puede ser aún más interesante por lo hermético, meta conceptual, tecnológico, místico, repetitivo y endogámico además de asaz ideologizante. El farfollismo cultural en esencia pura ¡Vaya, si lo sabre yo!.

La tendencia del insulto al ciudadano se ha convertido en norma
Vaya por delante que nunca diré que es o que no es arte. Mi función es investigar si es original o falso o cual es su PRECIO. Doctores, culturetas, especialistas, instituciones y medos ya tiene la iglesia. Ellos sabrán pero que no se olviden del resto, por favor. A ver si la tendencia de tomar por idiota al ciudadano se ha convertido en costumbre y norma.

Pero a mi lo que realmente me preocupa es el “Vaso medio lleno de agua” del artista cubano Wilfredo Prieto. Si al final uno de nuestros VIP lo compra se que va a acabar o en el lavavajillas o se lo va a beber la Jessi o en peor de los casos terminará en una mesita de noche con unas gotitas de Licor del Polo y con la dentadura postiza de la yaya dentro y no en el Reina Sofía como debiera.

Jorge Llopis Planas

Perito Tasador  y Judicial en Arte y Antigüedades
Connaisseur d'Art
www.arstasante.com

Etiquetas:Jorge Llopis