Home

Diario YA


 

La importancia y las iniciativas de formación profesional y universitaria

La formación y su calidad están directamente vinculadas con las mejores posibilidades de empleo, de emprendimiento y, directamente, a su vez, con un mejoramiento paulatino de la calidad de vida. Por eso, estudiar y formarse profesionalmente es una de las mejores decisiones que siempre se deben tomar.

Está más que demostrado por las distintas realidades sociales que la mayoría de las mejores oportunidades recaen en las personas que se han preparado para aprovecharlas, y eso vincula desde luego al papel que juega la educación universitaria, por un lado, y la formación profesional, por otro.

Crecer personal y profesionalmente, lograr mejores objetivos en la vida y tener estabilidad y proyección son algunos de los beneficios detrás de lo que la educación brinda. Por eso es importante, más allá de las realidades sociales y dificultades que pueda transitar cada quien, mantenerse informado sobre las distintas iniciativas de formación.

La formación profesional, una salida al empleo

Cursos Prospera es una iniciativa, de la que se puede leer más en https://factoriacultural.es/sociedad/cursos-prospera/, que abarca más de 400 cursos -en su mayoría gratuitos- que se imparten online y que tienen por finalidad brindar una formación profesional a los alumnos, para que puedan mejorar de una forma rápida su capacitación en un área, brindándole un mayor peso a su hoja de vida laboral, o bien, permitiéndoles iniciar una carrera profesional en áreas técnicas y de servicios, mayormente.

Su catálogo es variado, desde el diseño, la programación, la gestión empresarial o la educación, hasta cursos relacionados con la salud, la construcción y el sector de la hostelería, por lo que pueden servir tanto para aumentar las capacidades de un profesional con experiencia y titulación, pero también para brindar una titulación oficial -son títulos validados y subvencionados por el Ministerio de Empleo- a personas que sean, por ejemplo, bachilleres, ya que eso les permitiría mejorar notablemente su calidad de vida mediante la obtención de un mejor empleo.

La formación universitaria y su importancia

Pero si hay una formación estrictamente necesaria para lograr éxito profesional a largo plazo, esa es la formación universitaria. Aunque existan excepciones, la mayoría de las grandes oportunidades recaen en profesionales universitarios, y en la actualidad hay iniciativas espectaculares como las de Distrito Único Andaluz Master, que se encarga de todo el proceso de información, admisión, gestión de plazas y todo lo relacionado con las universidades andaluzas -9 en total-, desde las becas y oportunidades hasta la elección de carreras en distintos niveles, sean grados o másteres.

Obtener una plaza en una universidad pública no siempre es sencillo, y menos en una región tan asociada con la vida estudiantil como Andalucía, razón por la que esa iniciativa resuelve muchos problemas sobre todo desde las complicaciones técnicas y burocráticas que manejan, directamente, muchas universidades, creando una barrera de acceso importante para muchas personas que de verdad tienen la voluntad de continuar sus estudios, o mejorar sus capacidades profesionales mediante estudios de postgrado.

El secreto radica en la formación continua

La formación puede ser tan barata o tan costosa como el usuario esté dispuesto a buscar, ya que iniciativas como las anteriormente mencionadas seguirán existiendo, y en el caso de las reseñadas, cumplen cabalmente con los objetivos para las que fueron ideadas.

Dicha formación puede ser, a su vez, tan accesible como el usuario lo permita, ya que en la actualidad tanto internet como las plataformas permiten que la formación sea más cómoda, más adaptable a cada caso en particular, y mucho más efectiva en el aprendizaje proporcionado a los alumnos, siendo un secreto para el éxito de tales iniciativas.

No obstante, el secreto real radica en mantener siempre un compromiso con la formación, de manera perenne y continua. Eso permitirá que el profesional siempre esté capacitado para los nuevos tiempos, tanto en entornos laborales como en el sector del emprendimiento, o que siempre encuentre mejores oportunidades para crecer profesional y personalmente.