Home

Diario YA


 

y se vean sólo como actos polítco-terroristas

El error de no tomar en cuenta el componente religioso en las películas sobre terrorismo

Daniel Ponce. Los que seguís mis artículos desde que el Director de este Diario me concedió el honor de colaborar, quizás os extrañe el artículo y análisis de hoy y penséis que me he iniciado en la crítica de cine pero para tranquilidad vuestra tengo que deciros que no es así.
Son varios los motivos por los que he elegido hacer una crítica de la recién estrenada película " El hombre más buscado" con el recientemente fallecido actor Philip Seymour Hoffman y con Willem Dafoe como segundo.
El primer motivo es que tengo que confesar mi entusiasmo, predilección y exclusividad en las novelas de John Le Carré.
En segundo lugar porque de las novelas de este escritor, que en su juventud trabajó para los servicios secretos ingleses conocidos ahora como MI6 en diferentes frentes, que se han llevado al cine esta última junto con la del Topo me han parecido las mejores adaptaciones cinematográficas con diferencia.
Y en tercer y último lugar por el componente religioso que imprengan tanto la novela como la película a pesar de ser del género intriga, policiaco o cine negro.
Es en este último componente de la película, y no en la exactitud de las tácticas operativas de espionaje y obtención de información que usan los agentes, en los dilemas ideológico-filosóficos que surgen sobre los métodos de obtención de la información o sobre la permisividad de que se cometan pequeñas acciones delictivas para "pescar", como dice el protagonista del film, "peces más grandes" o para crear una red de inteligencia en la comunidad islámica, como digo es en este último componente religioso y no en los demás en el que me voy a ocupar en esta ocasión, adelantando que a partir de este artículo será frecuente en mis análisis que me ocupe del Islam desde una perspectiva no sólo político-jurídica sino también teológica pues ésta fue mi ocupación en un momento dado de mis estudios teológicos, el Corán, y más concretamente lo que se conoce como Cristología Coránica o Cristología Islámica, es decir las Suras o Capítulos que hablan de Jesús y la bibliografia que que hace referencia a Jesús el Profeta.
Es un error frecuente, que reconozco se va solucionando poco a poco con la incorporación en las plantillas de teólogos, imanes, ulemas y estudiosos de las Ciencias Religiosas, que en las consideraciones de los profesionales de la lucha contra el terrorismo y de la inteligencia no se tome en cuenta el componente religioso de estas acciones terroristas y asesinas y se vean sólo como actos polítco-terroristas como lo pudieran ser los actos de grupos de extrema izquierda o de extrema derecha.
Este aspecto en la película, y la novela, se recoge con mucho realismo y equilibrio, algo que a mi juicio hace a la película especialmente valiosa y buena.
Por otro lado, y sin destripar nada de la trama cinematográfica, el musulmán checheno, que es "El hombre más buscado", tiene como nombre musulmán puesto por su madre, Isa o Jesús y que es perseguido, utilizado y traicionado, además de haber sido antes torturado salvajemente... una semejanda muy grande con nuestro Señor Jesucristo como para considerarla casual.
En definitiva por estos y otros muchos motivos que no cuento por no desvelar nada de la intriga recomiendo que se vea este Film.
 

Etiquetas:Daniel Ponce