Home

Diario YA


 

Sin duda que estas leyes del Antiguo Régimen no encajan en su forma en nuestras sociedades actuales

Disposiciones sobre los modos de vestir

Javier Paredes. El protagonista del día es el rey Felipe III, que el 4 de abril de 1611 dictó toda una serie de disposiciones sobre los modos de vestir, recogidas en la “Pragmática y Nueva Orden, acerca de los vestidos y trajes, así de hombres como de mujeres y otras cosas que se mandan guardar. En Madrid, Juan de la Cuesta, 1611”.

 Tales disposiciones no eran muy diferentes de las establecidas por Felipe II en 1564, entre las que se prohibía a las prostitutas que llevaran trajes de oro, seda y plata fuera del burdel. Años después, un auto de 13 de abril de 1639 prohibía “que ninguna mujer pueda traer jubones que llaman escotados, salvo las mujeres que públicamente ganan con sus cuerpos y tienen licencia para ello, a las cuales se les permite puedan traer los dichos jubones con el pecho descubierto, y a todas las demás se les prohíbe dicho traje.”

 Sin duda que estas leyes del Antiguo Régimen no encajan en su forma en nuestras sociedades actuales. Pero que no encajen en la forma, ya que pensamos que cada uno somos rey absoluto de nuestros actos, no quiere decir que no encajen en el fondo. Sin duda, a nadie se le ocurre comer con la boca abierta porque no lo prohíban las leyes, cada uno por respeto al que tiene delante se impone esa norma. Por eso cuando regreso de la Universidad a Madrid y veo a unos pobres mujeres en la carretera, en la salida de Alcalá de Henares, rezo siempre un Avemaría por ellas. Y en alguna ocasión me he preguntado ¿Y todas esas otras que sin estar en la carretera visten como esas pobres prostitutas… Será porque han perdido el respeto a los demás e incluso a sí mismas…?
 

Etiquetas:javier paredes