Home

Diario YA


 

También los monseñores catalanes se han puesto solemnes y han apoyado los indultos con peregrinos argumentos políticos

DE INDULTOS Y DE MONSEÑORES CATALANES

Fidel García Martínez. Catedrático Lengua y Literatura. Doctor Filología Románica
El tema de los indultos a los golpistas convictos y condenados es mucho más que un esperpento, tal como lo ideó y lo dejó plasmado el autor de Tirano Banderas y Los Cuernos de Doña Friolera, en los que  Valle-Inclán ironiza sobre el Ruedo Ibérico. Son un oprobio y una humillación del Estado de Derecho y de la Constitución, contra todos los españoles en los que reside  la soberanía nacional.

Ningún gobierno democrático puede conceder un indulto a los que no solo  no se arrepienten  de haber cometidos delitos graves, sino que se vanaglorian de ellos  y juran y perjuran que volverán a  intentar  cometer los mismos delitos de sedición, tan pronto como los saquen de sus palacios carcelarios. Los de Junqueras y sus socios golpistas están  reforzados por el fugado en Waterloo Puigdemont, a quien un tal  P. Aragonés  ha visitado, para tranquilizarle y comunicarle que seguirán con la misma hoja de ruta que él trazó cuando se fugó camuflado para huir de la justicia y de la prisión. 

Aunque los golpistas y separatistas no quieren los indultos,  por que lo que desean es un referéndum unilateral para proclamar la ilusoria y espermática  república catalana, el Gobierno de España,  está empañado contra viento y marea en darles, lo que no han pedido. A las voces y los ruidos de los indultos, además de los empresarios catalanes y el patrón de los españoles se ha sumado a la tesis del  gobierno, aunque haya introducido,  la muletilla si sirven para algo, de lo que se deduce que piensa que para nada van a servir, pero los aprueba después de haberle concedido el Gobierno una extraña medalla  “ad hoc”.

También los monseñores catalanes  se han puesto solemnes y han apoyado los indultos con peregrinos argumentos  políticos,  apelando al diálogo  y al acercamiento entre dos interlocutores que se necesitan mutuamente para un acuerdo imposible  y lesivo para los españoles, como es romper la unidad de España. Tiene razón la diputada de VOX  Macarena Olona, cuando preguntada por esta postura de los obispos catalanes , afirmó que los obispos tienen misiones más importantes sobre las que pronunciarse, que las  políticas partidistas,  pero no deseaba entrar en este tema  para no perjudicar a la Iglesia  Católica.