Home

Diario YA


 

Una delegación del grupo terrorista palestino se ha desplazado a El Cairo

Comienzan las negociaciones indirectas entre Hamás e Israel

Redacción Madrid. 23 de enero. Una delegación de líderes de Hamás partió hoy de la Franja de Gaza hacia El Cairo, donde se retomarán las negociaciones indirectas con Israel sobre el alto el fuego y un posible intercambio de prisioneros.

   Además, varios miembros del movimiento indicaron que el mando político de Hamás en Damasco también se unirá a las negociaciones el próximo domingo, informó la agencia palestina de noticias Maan.

   En principio, se debatirán las maneras posibles de estabilizar el frágil alto el fuego que ha puesto en suspenso la violencia en Gaza y el estado de los pasos fronterizos. Además, se tratará el tema del posible intercambio de prisioneros y los esfuerzos de reconciliación entre Hamás y Al Fatá.

   La delegación se reunirá con el jefe de la Inteligencia egipcia, Umar Suleiman, que media en las conversaciones. Por otro lado, el negociador israelí, Amos Gilad, llegó ayer por la mañana a Egipto para iniciar las reuniones sobre asuntos de seguridad.

OLMERT LLORÓ

Por su parte, el primer ministro israelí, Ehud Olmert, admitió hoy que lloró al ver a un hombre palestino pidiendo ayuda en directo en televisión tras morir tres de sus hijas durante la ofensiva del Ejército israelí en la Franja de Gaza.

   "Lloré cuando lo vi. ¿Quién no lo habría hecho? ¿Como podría uno no llorar?", confesó en una entrevista concedida al periódico israelí 'Maariv' en la que defendió el legado político que dejará cuando abandone su cargo tras las elecciones legislativas que se celebrarán el 10 de febrero.

   La televisión israelí difundió hace una semana la desesperada petición de ayuda de un médico palestino que había perdido a tres hijas a causa de los ataques, unas imágenes que volvieron a aparecer en numerosas ocasiones.

   Olmert indicó que, cuando su Gobierno decidió aprobar la operación 'Plomo fundido', dirigida contra el Movimiento de Resistencia Islámico (Hamás), era consciente de que podría haber víctimas civiles dada la densidad de población existente en la Franja de Gaza.

   "Cuando ganas, automáticamente haces más daño del que te han hecho. Y no queríamos perder esta campaña. ¿Que queríais? ¿Qué muriesen centenares de nuestros soldados? Después de todo, ésa era la alternativa", dijo, tratando de justificar la actuación del Ejército.

   El Centro Palestino para los Derechos Humanos, una organización independiente, ha contabilizado la muerte de 1.284 personas en la guerra, de las cuales 894 serían civiles y 280 serían menores de 18 años. Además, habrían fallecido 167 efectivos de la fuerza policial de Hamás. Israel asegura que ha matado a 500 milicianos, mientras que diez soldados y tres civiles israelíes también perdieron la vida durante los enfrentamientos.

   Olmert, quien dimitió el pasado mes de septiembre por un escándalo de corrupción pero ha ejercido desde entonces como primer ministro en funciones, admitió en la entrevista que durante los tres años que ha estado en el poder cometió algunos errores, si bien defendió su actuación al frente del Ejecutivo, en particular durante la guerra que Israel libró en 2006 contra la milicia Hezbolá en Líbano. Por último, aseguró que no tiene intención de volver a ocupar un cargo en el Gobierno.

 

Etiquetas:Franja de GazagazaIsrael