Home

Diario YA


 

La Embajada israelí en España critica la arbitrariedad y parcialidad de los manifestantes en Madrid

“No salieron para protestar por la agresión de Hamás”

Redacción Madrid. 11 de enero.

   La Embajada israelí en España lamentó hoy la "muestra clara de doble moral y sesgo" exhibida tanto por los organizadores como por los participantes en las manifestaciones "antiisraelíes", quienes "no salieron en el pasado para protestar por la agresión de Hamás" sobre las comunidades del sur de Israel.

   "El silencio entonces ante los ataques a Israel y las movilizaciones hoy son una muestra clara de doble moral y sesgo", indicó la Embajada israelí en Madrid, que indicó que "la pretensión de dar lecciones de moral a Israel no es coherente y carece de fundamento", antes de equiparar el conflicto en Gaza con enfrentamientos previos en la antigua Yugoslavia o Afganistán, que contaron con "un amplio consenso europeo" a la hora de apoyar la actuación de la OTAN en ambos escenarios.

   "Lamentablemente, en todas las guerras caen víctimas inocentes. Las operaciones de la OTAN en Yugoslavia hace una década o en Afganistán en el presente, han causado miles de víctimas inocentes", indicó la misión diplomática hebrea subrayando que, en ambos casos "existía, y existe, un amplio consenso europeo en cuanto a las intervenciones, aunque ni Yugoslavia ni Afganistán han puesto en duda el derecho a la existencia de Europa en la forma en la cual lo hace Hamás respecto a Israel".

   Tras efectuar esta comparación, la representación israelí concluyó que "apoyar las intervenciones de la OTAN pero atacar e incitar al odio contra Israel pone en evidencia un inaceptable y cínico doble rasero".

   Finalmente, la Embajada lamenta que "la organización de algunas de las manifestaciones en España han participado personalidades del PSOE", y lamenta que, si bien el Gobierno español ha dado "la impresión de una verdadera preocupación ante la crisis y su deseo auténtico de contribuir a su solución", se reprocha que "los lemas de las manifestaciones antiisraelíes de estos días no parecen compatibles con los objetivos expresados por el Gobierno".

MANIFESTACIÓN EN MADRID

   Bajo el lema 'Paremos el genocidio en Gaza', la manifestación reunió a 250.000 personas según la organización, entre las que abundaba la presencia de numerosas familias junto con un amplio número de colectivos musulmanes, que corearon consignas como "no es una guerra, es un genocidio" y "todos somos palestinos".

   Ataviados con una kufía --típico pañuelo palestino-- y con cintas verdes en la cabeza, donde podía leerse escrito en árabe el texto 'Dios es grande', un nutrido grupo de marroquíes residentes en la capital ondearon banderas palestinas, mientras portaban ataúdes y muñecos que simulaban a las decenas de niños víctimas de la ofensiva israelí en el territorio.

   La marcha, en cuyo transcurso se realizaron simulacros de bombardeos, contó con el respaldo de numerosos artistas como Candela Peña, Verónica Forqué, Antonio San Juan, Juan Diego Botto, Diego Toledo, Hugo Silva o Pilar Bardem. Junto con cineastas como Iciar Bollaín o escritoras como Lucia Echebarria, participaron representantes del PSOE, IU y los sindicatos CCOO, UGT, USO y de colectivos pacifistas.

   La protesta partió a las 12.00 del mediodía en la céntrica Plaza de Cibeles bajo pancartas que hacían constante alusión a la ofensiva militar israelí y a la "pasividad" de la comunidad internacional. "¿Donde estás Moratinos, mientras matan palestinos?" y "¿A cuántos más vais a matar?" fueron algunos de los lemas más repetidos a lo largo de la protesta, durante la cual un grupo de palestinos quemó varias banderas israelíes al grito de "asesinos".

   Al llegar a La Puerta del Sol, lugar donde culminaba la concentración, dos jóvenes participantes se subieron a la estatua ecuestre del rey Carlos III, a quien colocaron un pañuelo y una bandera palestina. Tras desatar el aplauso de los miles de manifestantes, se procedió a leer el manifiesto por el ex director de la UNESCO, Federico Mayor Zaragoza, la actriz Carmen Machí y la periodista Rosa María Mateo, quienes exigieron "el fin de la agresión de Israel contra Gaza" y reclamaron la intervención "decidida y urgente" de la comunidad internacional para imponer un alto el fuego permanente en la zona.

ISRAEL VULNERA EL DERECHO INTERNACIONAL

   El ex director de la Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura subrayó la necesidad de que este organismo internacional se haga "fuerte" y condenó la "injustificable e inhumana" acción militar de Israel, país que "vulnera" el Derecho Internacional y "olvida" la situación de emergencia humanitaria en Gaza.

   En un improvisado escenario, también alzó la voz Rosa María Mateo para exigir al Gobierno español, a las autoridades de la Unión Europea y a Naciones Unidas su intervención "decidida y urgente" para imponer un alto el fuego y organizar un plan de ayuda humanitaria que termine con el bloqueo fronterizo.

   Por su parte, Carmen Machi subrayó que "el derecho del pueblo palestino a crear un Estado soberano es la base necesaria de cualquier solución duradera" que posibilite la convivencia pacífica entre ambos pueblos.

   El embajador de Palestina en España, Musa Amer Odeh, que formaba parte de la cabeza de la manifestación, exigió "el cese inmediato del fuego" contra el pueblo palestino y "la retirada de las fuerzas israelíes en Gaza", y añadió que España "es un país amigo" porque siempre "ha estado apoyando la causa palestina".

   Además, pidió la creación de una comisión internacional "para juzgar a los criminales de esta guerra", quienes, a su juicio, son "la dirección política de Israel y los generales del ejército israelí".

 

Etiquetas:gazaIsrael