Home

Diario YA


 

Así lo asegura Christopher Gunness, responsable de la ONU en Gaza, desmintiendo a las autoridades israelíes

“Los hospitales están al borde del colapso” en Gaza

Redacción Madrid. 5 de enero.

   Christopher Gunness, el portavoz de la UNRWA (el organismo de la ONU que distribuye ayudas humanitarias a los palestinos) aseguró a la agencia MISNA que “Es una mentira. La crisis humanitaria no sólo existe, pero además el ataque de estas horas está llevando al límite una situación que ya era dramática”. Informa MISNA.

   De esta manera el representante de las Naciones Unidas desmintió a las autoridades israelíes que siguen negando las extremas condiciones de vida que han impuesto a los habitantes de la Franja de Gaza, primero con el asedio y ahora con el ataque por aire y tierra. Gunness habla claramente de una “situación desesperada” y de emergencia humanitaria.

   “Nos hemos visto forzados a cerrar el centro de distribución de ayudas que teníamos en el norte de la Franja y cuatro centros de salud en el resto del territorio. Tenemos reservas alimentarias para tres días más, pero las comunicaciones con el norte de la Franja se han interrumpido y cada hora que pasa no hace más que incrementar la emergencia”, añadió Guness.

   Aumentaron también las dificultades de los hospitales por la llegada de cientos de nuevos heridos, algunos de ellos alcanzados por armas que jamás habían sido utilizadas hasta ahora en Gaza, como confirman fuentes médicas locales contactadas indirectamente por MISNA.

   “Los hospitales están al borde del colapso -prosiguió Gunness- faltan medicamentos, instrumental y personal. Es una situación que ya existía desde hace tiempo, pero que la violencia de las últimas semanas han hecho empeorar con su secuela de muertos y heridos. Mujeres y niños son en este momento los más vulnerables. La desesperación de la gente exige una intervención inmediata de la comunidad internacional”.

   A las dificultades para conseguir alimentos, se sumaron en las últimas horas la dificultad para mantener las comunicaciones con quienes viven en la Franja de Gaza. Varias fuentes de MISNA ya quedaron fuera de alcance, la telefonía móvil funciona mal (cuando funciona), y hay un fundamentado temor de que las cifras de muertos y heridos que llegan a estas horas estén muy por debajo de la realidad.

MANIFESTACIONES CONTRA ISRAEL

   Por otro lado, miles de personas se manifestaron en las últimas horas en varios países del mundo para protestar contra los ataques israelíes, y en señal de solidaridad con la población palestina de la Franja de Gaza.

   Después de haber ordenado el cierre del acceso a Cisjordania, las autoridades de Tel Aviv enviaron centenares de policías a Jerusalén Este, donde cientos de personas se reunieron para protestar contra los bombardeos de la aviación de Tel Aviv.

   Fuera de los Territorios palestinos, especialmente el mundo musulmán hizo sentir su voz con las manifestaciones. Se realizaron protestas en Ramallah, en Cisjordania, pero también en Indonesia, donde al menos 10.000 personas marcharon con banderas palestinas en la mano. Miles de personas pisotearon las polvorientas calles de Kabul y de las ciudades más grandes de Afganistán, inmediatamente después de la oración del viernes, acusando a los países árabes no hacer lo suficiente para ayudar a los palestinos.

   También hubo manifestaciones estudiantiles en Estambul (Turquia), Rabat (Marruecos), Teherán (Iran), Dacca (Bangladesh), para protestar contra la inactividad de los países musulmanes frente a la tragedia de Gaza.

   En Cachemira resonaban eslóganes anti israelíes y anti norteamericanos; en El Cairo el movimiento de los Hermanos Musulmanes invitó a la gente a bajar a la plaza desafiando las restricciones impuestas por el gobierno de Hosni Mubarak.

   También hubo manifestaciones en Bruselas (Bélgica), donde algunos miles de manifestantes respondieron al pedido de 40 asociaciones. En La Haya (Holanda), un millar de personas se reunió delante de las representaciones diplomáticas de Washington y Tel Aviv; en Francia hubo protestas en París y en decenas de otras ciudades; también en Washington protestaron delante del Departamento de estado, y en la lejana Panamá, delante de la embajada israelí.

   En Italia, están previstas para mañana numerosas manifestaciones en varias ciudades italianas. La más grande está prevista en Roma, para protestar, según los organizadores “contra la información manipulada que mata a las conciencia”.

   En tanto, según el último balance provisto por los medios palestinos e israelíes, son más de 500 las personas muertas en Gaza desde el inicio de la ofensiva, y 2000 los heridos. Los últimos en perder la vida son cinco niños y dos adultos, hijos y padres de una misma familia.

 

Etiquetas:Franja de GazaIsraelPalestina