Home

Diario YA

Viajes inolvidables con los que hacer nuevas amistades: descubre los viajes en grupos organizados

Cada vez son más las personas que se están apuntando a la nueva moda de experimentar un viaje en grupo organizado con gente afín. Si aún no sabías que existe esta modalidad de viaje no te puedes perder este artículo.

Muchos viajeros se han visto en la situación de tener la disponibilidad y la disposición de planear un viaje, pero lamentablemente carecer de la gente con la que planear ese viaje. Por esta razón se creó hace relativamente poco la opción de viajar con grupos organizados de personas en la misma situación. Una opción fantástica que no sólo permite hacer cualquier plan de viaje acompañado, sino que elimina la posibilidad de tener que quedarse con las ganas de viajar por falta de compañía. Y no sólo eso, tiene muchas comodidades y garantías de las que generalmente no se dispone cuando se intenta coordinar con amigos y conocidos.

Cómodo, rápido y sencillo
Se podría decir sin miedo a equivocaciones que las principales virtudes de apuntarse a un viaje en grupo es la facilidad y rapidez, ya que no implica poner a varias personas de acuerdo. Solo hay que consultar la web que se elija, ver destinos y reservar la plaza - garantizando que el resto de plazas serán ocupadas por más personas que serán parte del viaje también. Esto conlleva un carácter de afinidad inherente a la decisión, ya que el simple hecho de que te interese ese destino por encima de otro implica cierta mentalidad o preferencia que será compartida con el resto del grupo. Innegablemente es un buen primer paso.

Al tratarse de viajes que ya implican una organización previa por parte de la agencia o empresa, ya habrá un grueso de toda la planificación de la que no habría que preocuparse, pues muchos viajes de este tipo ya incluyen un itinerario, con alojamiento, transporte y, por supuesto, actividades. Esto ahorra muchísimo esfuerzo y estrés a la hora de planificar. Y no sólo eso. También abre la puerta a la posibilidad de que se terminen visitando lugares o experimentando actividades que, en un primer lugar, no habría sido planteados por cuenta propia.

También hay que destacar el hecho de que, aunque afines al gusto de uno, se trata de personas desconocidas con la que se compartirá una grata experiencia y con las que no se tiene ningún vínculo ni responsabilidad. Esto significa que, si tras compartir unos días (o incluso un rato) con su compañía, siempre habrá cabida al tiempo y espacio propio para hacer alguna otra actividad, o para simplemente visitar un sitio a solas cuando apetezca.

Más seguridad en todos los aspectos

Otro aspecto innegable es el de la seguridad que viajar en grupo aporta a todos los usuarios. El hecho de tener compañía dispuesta para acompañarnos siempre facilitará el sentido de la seguridad. No sólo en el caso de visitar un paraje urbano que tenga peor fama,sino también, en el caso de los viajes de aventura en grupo, donde se visitan parajes naturales y donde la posibilidad de sufrir un accidente es mayor. En cualquier caso la existencia de un grupo garantiza que ante cualquier inconveniente siempre habrá alguien cerca que prestar asistencia.

Viajar en grupo también suele abaratar muchos costes, ya que suelen compartirse a lo largo de la estancia en el destino. Compartir gastos de transporte, de alojamiento, comida, o cualquier otro coste siempre será una opción.

Sobre todo, en el aspecto de la seguridad, cabe mencionar que muchos de estos viajes organizados incluyen la presencia de algún tipo de monitor, traductor o acompañante oficial que suele cuidar de que todo salga bien para todo el mundo. Esto es especialmente útil cuando el país destino no destaca por hablar, o bien, el idioma del usuario o, más generalmente, incluso inglés. Esto es un recurso inestimable y muy valioso, ya que ante cualquier situación adversa siempre habrá alguien preparado para asistir al usuario.