Home

Diario YA


 

Urkullu reprocha a Zapatero su actitud hacia la consulta ilegal de Ibarreche

El presidente del EBB del PNV, Iñigo Urkullu, pidió hoy al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, que respete la Ley de Consulta aprobada el pasado viernes en el Parlamento vasco y no la "arruine y contamine" presentando un recurso en el Tribunal Constitucional, aunque consideró que la Ley puede tener "un corto recorrido", si finalmente es recurrida.

   En sendas entrevistas a Euskadi Irratia y TVE, Urkullu recordó que, antes incluso de que se celebrara el pleno del pasado viernes, Zapatero y varios miembros de su Gobierno ya anunciaron que recurrirían la Ley de Consulta en caso de que se aprobara, algo que, según dijo, "me hace pensar cuál es el respeto y el sentido de democracia que tienen algunos llevando al Constitucional algo que se ha aprobado con total legitimidad en el Parlamento vasco".

   "No sé si se va a hacer (la consulta). Parece que, si el Gobierno de España presenta el recurso, el Constitucional va a tener la vía, pero yo le planteo al presidente que respete verdaderamente la voluntad de la sociedad vasca y una Ley que ha sido aprobada por la mayoría de representantes de la sociedad, y que no la arruine y contamine a través de la vía del Tribunal Constitucional", reiteró.

   Urkullu afirmó que "queda por delante" ver la "actitud real" del Gobierno central y del presidente, José Luis Rodríguez Zapatero. "A mi esto me lleva a la reflexión, de si realmente esto no refleja que tenemos un problema político y cuál es la actitud que unos y otros hemos tenido ante este problema político y la actitud que, por lo menos, hemos percibido en el presidente del Gobierno central y en el PSOE es la de no querer sentarse a hablar con el PNV, ni con el lehendakari para abordar este problema político", añadió.

   A su juicio, el presidente del Gobierno y el Ejecutivo tienen "todavía en sus manos" la posibilidad de "sentarse a hablar". Además, pidió a Zapatero, que "dejen trabajar al TC" si presentan el recurso, pero "no soliciten la suspensión automática de la celebración de la consulta".

   Asimismo, Urkullu indicó que, en caso de que finalmente se prohibiera la celebración de la consulta, habría que estudiar "las respuestas" y abogó por "estudiar bien el contexto", aunque aseguró que "el PNV no está por plantear públicamente cuestiones que todavía ni siquiera ha hablado con otros partidos", por lo que solicitó "responsabilidad a todos los que hablan públicamente y también a nosotros mismos".

   "El PNV tiene su propia personalidad -añadió-, y no va a seguir necesariamente las vías que otros han anunciado con grandes palabras en los medios de comunicación. El PNV pensará en qué contexto estamos y cuáles son las fuerzas que tenemos para impulsar iniciativas políticas".

   En este sentido, subrayó que, "antes que recogidas de firmas y ese tipo de iniciativas", existe en la sociedad vasca la necesidad de "hacer pedagogía" sobre las preguntas incluidas en la consulta, ya que, según dijo, "creo que la gente no sabe verdaderamente lo que se plantea en torno a la Ley aprobada".

   "Sobre esto es muy fácil hablar ante los medios de comunicación queriendo ofrecer grandes titulares, pero nosotros tenemos que ser también rigurosos en lo que puedan ser los caminos que la propia legislación nos ofrezca, que las propias vías judiciales nos ofrezcan", señaló.

PCTV

   Tras afirmar que la consulta fue aprobada por una mayoría "absolutamente legal" en el Parlamento vasco, aseguró que "no se sienten rehenes" de PCTV por el voto que dio al proyecto y permitió su aprobación. Además, indicó que esta formación "no es avalista de esta ley", sino que lo son los partidos que sustentan al Gobierno vasco.

   Urkullu aseguró que no le ha gustado "en absoluto" el sentido de voto del PCTV y que hubiera preferido que todos sus votos estuvieran "comprometidos con lo que realmente es el fondo de la cuestión, el contenido de las dos preguntas".

   En este sentido, denunció que se vio el "juego" por parte del PCTV y afirmó que "no le gusta que se juegue ante la sociedad vasca con un voto sí, siete abstenciones" y, además, utilizando el turno de palabra "en sentido contrario" y con un "discurso contra el PNV".

   "Lo único que esperaba es que, como una pregunta, como es la primera de abordar el final dialogado de la violencia si previamente ETA ha anunciado el final definitivo de la violencia, el PCTV tuviera un compromiso real con lo que es el contenido de esa pregunta. No lo tuvo, no me gusta, por lo tanto, que el sentido del voto de PCTV haya sido más un voto instrumental de querer poner al PNV al píe de los caballos. No lo va a conseguir, no se va a dejar arrastrar el PNV por las estrategias de nadie", agregó.

   Urkullu afirmó que el mundo de la izquierda abertzale llevan "más de 30 años equivocados" y el PNV es el "espejo de lo que es su fracaso desde hace 30 años a esta parte". "En ese mundo puede haber gente que tiene todavía vértigo al futuro y lo que animamos es a que den el paso necesariamente mirando al futuro", manifestó.

   Por otra parte, sobre la situación en el PNV, tras indicar que todavía no han iniciado "la reflexión de lo que pueda ser su manera de presentarse a unas elecciones", afirmó que en todas las formaciones hay "más de un alma" y "las almas del PNV", en relación al proyecto del partido, "no están sometidas a lo que pueda ser un propósito de una persona en concreto, sino que obedecen también a los principios ideológicos del propio PNV".

Etiquetas:nacionalismos