Home

Diario YA


 

“no es bueno quejarnos constantemente de que se han acabado las vacaciones"

Un profesor recomienda aprovechar ‘la vuelta al cole’ para mejorar la educación de los hijos

Redacción Madrid. 11 de Septiembre.

Estas fechas en las que nuestros hijos terminan sus vacaciones y comienzan un nuevo curso escolar son básicas para su educación y correcta maduración. Así lo cree el profesor de Psicología de la Universitat Abat Oliba CEU y presidente de Profesionales por la Ética en Cataluña, Ramon Novella, para quien estas circunstancias constituyen “un buen momento para afianzar los vínculos familiares y los objetivos para mejorar en la educación de nuestros hijos”. Según Novella, se trata de un tiempo oportuno “para vivir con ilusión y alegría este inicio de curso, fijarnos nuevos retos y objetivos en la educación de nuestros hijos, renovar nuestra manera de educar, al fin y al cabo un nuevo impulso en nuestras vidas como padres”.
 
Y es que es precisamente al comienzo del nuevo curso cuando los niños tienen más ilusión, y eso “facilita el transmitirles aquellos valores, ritmos y hábitos que facilitan la educación”. Asimismo, ha recordado que la ilusión también se transmite a los hijos con el ejemplo de los padres. “No es bueno quejarnos constantemente que se han acabado las vacaciones y ‘toca’ volver a trabajar”. Esto hace que para los hijos el volver al colegio se convierta en una carga, al igual que para nosotros la vuelta al trabajo. Por ello, “la vuelta hay que transmitirla desde lo positivo que supone el volver a empezar, el volver a encontrarse con aquellos amigos o compañeros que hace tiempo que no vemos. Vale la pena transmitir esta ilusión desde casa y durante los días previos a la incorporación a la escuela”.
 
EL VALOR DE LA AUSTERIDAD
 
Otra virtud importante a transmitir a nuestros hijos durante la vuelta al colegio es la austeridad. Dice Ramón Novella que “no es necesario comprar todo y renovar todo el material escolar de nuestros hijos. Es bueno que sepan valorar lo que tienen, que hagan un buen uso de su material, que lo cuiden. A veces nos quejamos del coste económico que supone la vuelta a la escuela, y a veces con mucha razón. Pero también debemos actuar con prudencia en lo que compramos y así transmitir el valor de la austeridad”. Para Ramón Novella, el comienzo de las clases también debe ser aprovechado para “aumentar el diálogo familiar y la convivencia. Hay que hablar y preguntar lo que sienten, lo que esperan de esta nueva etapa. También darles consejos y recomendaciones para este inicio de curso”. Con esta actitud podremos facilitar que nuestro hijo “tenga la necesidad de preguntarnos o comentarnos cualquier idea lo haga con más facilidad”.
 
Las actividades extraescolares juegan asimismo, un papel importante en la educación de nuestros hijos. “No conviene saturar ni complicar los horarios, en los que nuestros hijos parecen auténticos ejecutivos con agendas demasiado llenas. Hay que prever el tiempo que necesitamos para la convivencia familiar, para el descanso. Un buen ritmo de curso facilita que el niño lo viva más tranquilo y por lo tanto más provechoso. En estas actividades hay que facilitar la relación con otros niños y amigos. Un ambiente adecuado para que nuestros hijos vivan el valor de la amistad”.
 
TIEMPO ORDENADO
 
Otro consejo que propone Ramón Novella, es “buscar el tiempo adecuado para hacer las tareas escolares y así no provocar esa sensación de que no tenemos tiempo. Si empezamos el curso con el tiempo ordenado para las actividades escolares, deberes y estudio, y por otro lado actividades más lúdicas, evitaremos sobresaltos y angustias que no vale la pena”.
 
Finalmente, es muy importante transmitir a los hijos lo que esperamos de ellos, es decir “que sean buenas personas y felices, y que sean buenos y aplicados en el estudio, pero sobre todo que sean un poco más buenos cada día. Esto supone que nos dediquemos a supervisar, ayudar y estar encima de nuestros hijos”.
 
 

 

Etiquetas:educación