Home

Diario YA


 

El primer ministro derrocado apoya a los militares del Consejo Nacional

Triunfa el golpe de Estado incruento en Guinea Conakry

Redacción Madrid. 26 de diciembre.

   El capitán Musa Dadis Camara, autoproclamado ayer presidente de Guinea Conakry tras el golpe de Estado llevado a cabo por un grupo de militares autodenominado Consejo Nacional para la Democracia y el Desarrollo (CNDD), ha conseguido el respaldo del primer ministro derrocado, Ahmed Tidiane Souare.

   Souare declaró que tanto él como otros miembros del Gobierno que fue derrocado tras la muerte del presidente, Lansana Conté, el pasado martes, están dispuestos a trabajar con los líderes golpistas. "Presidente, miembros del CNDD, les damos las gracias y nos ponemos a su disposición", dijo, en referencia a Camara.

   Camarada fue elegido ayer, miércoles, líder de la junta del CNDD creada para gobernar el país, y este mismo día se autoproclamó presidente, aunque dijo que no tiene planes de presentar su candidatura para la presidencia en las elecciones que el CNDD ha prometido celebrar dentro de dos años.

   "No tengo la ambición de ser candidato en las elecciones presidenciales", dijo Camara en declaraciones a Radio France International. "Nunca he tenido ambición de poder", agregó.

   Los ministros del Gobierno se entregaron en la base militar de Alpha Yaya Diallo, tal y como había ordenado la junta militar, que dio un plazo de 24 horas al gabinete para que se entregara, según anunció hoy Camara. También respaldaron el golpe altos mandos militares que se reunieron con el CNDD, informó el portal de noticias guineenews.org

   Camara dijo que su administración intentará combatir la corrupción, que según él se convirtió en algo endémico en el régimen de Conté. "El Gobierno no hizo lo que tenía que hacer", dijo en declaraciones a la televisión estatal. "No se merece la confianza de la nación", añadió.

   Muchos comercios permanecieron cerrados durante el día, mientras los soldados patrullaban las calles, aunque las personas y los vehículos podían desplazarse con total libertad.

REACCIÓN INTERNACIONAL

   Naciones Unidas, la Unión Africana, la Unión Europea y Estados Unidos han condenado el último fracaso de la democracia en África, que sigue a un golpe de Estado en Mauritania en agosto y a la violencia postelectoral en Zimbabue, Kenia y Nigeria.

   Francia, país que ostenta la presidencia de turno de la UE hasta final de año, hizo un llamamiento para que Guinea Conakry convoque pronto elecciones. "La presidencia señala la importancia de respetar los límites temporales y de celebrar elecciones democráticas y transparentes en la primera mitad de 2009", manifestó en un comunicado.

 

Etiquetas:Áfricaguinea conakry