Home

Diario YA


 

ÁNGELES Y DEMONIOS

Tras la estela del Código Da Vinci

Borja Rojas. 2 de junio. Dawm Brown ha vuelto a colocar una de sus fantasiosas novelas en el mundo del celuloide. Se trata de la precuela del afamado ‘Código Da Vinci’. La cinta que vuelve a dirigir Ron Howard, cuenta también con la participación de Tom Hanks que encarna al profesor experto en simbología. Robert Langdon es requerido por la policía vaticana para investigar el secuestro de los cuatro cardenales favoritos para la elección en el cónclave tras la muerte del Papa. Cada hora uno de los prelados morirá en un punto de la ciudad eterna, Roma, si el profesor no lo impide. Detrás de estos crímenes se esconde una secta científica perteneciente a la Iglesia, los ‘Iluminati’ a quienes Dawn Brawn identifica erróneamente con personajes como Galileo o Bernini. 

El debate entre la ciencia y religión es la columna vertebral de esta película que exagera descaradamente algunos personajes con una notoria intención crítica. De este modo, podemos ver cardenales fumadores compulsivos o un malvado camarlengo caricaturizados a lo largo del filme.

Por lo demás, es justo reconocer que la adaptación de esta novela es más entretenida y por lo tanto más cinematográfica que ‘El código da Vinci’. Al ser una producción norteamericana goza de todos las características propias de este cine: acción, diversión y un nivel más que aceptable de realización. Ello no quita las intenciones de esta película que nunca pasará a formar parte de las 100 mejores de la historia.

A pesar de venderse como una crítica a los Iluminati, ‘Ángeles y demonios’ es una apuesta descarada contra la Iglesia católica. No es de extrañar por tanto que el Vaticano no les dejara rodar en el interior ni en la plaza de San Pedro. Cosa que han dejado muy claro en la morbosa publicidad para atraer más público a la sala de cine.  

 

Etiquetas:borja rojascine