Home

Diario YA


 

Simon Mann condenado a 34 años por el fallido golpe de Estado contra Obiang

   En los cuatro días que ha durado el juicio, celebrado el mes pasado en Malabo ante un tribunal formado por tres jueces, el ex oficial del Ejército británico, de 56 años, admitió su participación en el complot para derrocar a Obiang.

   Mann escuchó impasible la sentencia en pie, vestido con el uniforme gris de presidiario, de boca del juez presidente, Carlos Mangue, en un tribunal de la capital, Malabo.

   Otro de los acusados, el empresario libanés Mohamed Salaam, fue condenado a 18 años de prisión, mientras que cuatro ciudadanos ecuatoguineanos fueron condenados a seis años de cárcel cada uno. Un tercer ecuatoguineano fue condenado a un año de prisión y el cuarto fue absuelto.

   La condena de Mann es incluso mayor que la solicitada por la Fiscalía, que pidió poco más de 31 años de prisión durante el juicio.

   El juez Mangue explicó que aplican una condena mayor a la solicitada debido a la "seriedad de los crímenes" y al peso de las pruebas presentadas.

   La sentencia condena a Mann por tres cargos: intento de atentar contra la vida del presidente de Guinea Ecuatorial, contra el Gobierno y contra la paz y la independencia del Estado.

   El fiscal general ecuatoguineano, Olo Obono, explicó en declaraciones a Reuters que ahora el objetivo de la justicia de su país es intentar enjuiciar a quienes Mann apunta como financiadores de la trama: el empresario multimillonario libanés Eli Calil y Mark Thatcher, el hijo de la ex primera ministra británica.

   "Es un trabajo que está en curso", afirmó. Las autoridades ecuatoguineanas ya han cursado órdenes de arresto contra ambos a través de la Interpol, explicó.

   Se cree que Mark Thatcher, parte de la dirección del golpe de Estado, según Mann, vive en el sur de España, mientras que Calil se desplaza entre Londres y Líbano.
 

Etiquetas:África