Home

Diario YA


 

Rajoy dice que Zapatero no tiene "cuajo" para tomar decisiones

"Se acabó la etapa de las frases y de los titulares en los periódicos. Hay que tomar decisiones y gobernar", apostilló Rajoy.

   Y es que, en su opinión, cuando la cosas van bien "cualquiera" puede estar al frente de la responsabilidad pero cuando "el mar no está en calma y hay oleaje" el Gobierno debe "dar la talla". "No están dando la talla", sentenció Rajoy, al tiempo que advirtió que los socialistas están "poniendo en peligro muchos años de crecimiento y de prosperidad en España".

   En este sentido, consideró que el actual Ejecutivo ha estado viviendo de la "herencia y la inercia" fruto de "años de bonanza económica" aunque en política, en economía y en cualquier faceta de la vida, dijo, no se puede dejar de "dar pedales a la bicicleta" porque, si no, "la bicicleta se para".

   Rajoy se pronunció así ante cerca de 6.500 personas con motivo de su participación en la XIII Fiesta Popular del PP de Cantabria que se celebra hoy en la campa del santuario de La Bien Aparecida (Ampuero) y que contó con la asistencia, entre otros, del presidente de la Comunidad Valenciana, Francisco Camps, el líder del PP cántabro, Ignacio Diego, la secretaria general del partido en la Comunidad Autónoma, María José Sáenz de Bururaga, así como varios miles de militantes y simpatizantes.

   Para Rajoy, los socialistas han "engañado" a los españoles diciendo que la economía iba bien por lo que, ante "el problema de confianza" que hay, se deben adoptar soluciones.

   Entre ellas, citó convocar a los agentes económicos y sociales y a los partidos políticos y "hacer caso de las propuestas" y tomar "decisiones y medidas" ya que la crisis económica "no se arregla sola", "por arte de magia".

COLABORACIÓN

   Al respecto, el líder de la oposición aseguró que su partido está dispuesto a "colaborar" con el Gobierno. "Es necesaria la colaboración del PP para salir de la crisis", afirmó Rajoy para quien su partido "tiene autoridad" para "decir lo que se puede hacer". "Hasta ahora no se ha hecho nada" y, según sus propias palabras, "sin hacer nada se va a salir "tarde" de la crisis.

   En consecuencia, señaló que en la reunión que mantendrá con Rodríguez Zapatero este mismo mes, antes de las vacaciones de verano, "volverá a decir" al presidente que tiene que tomar medidas y le ofrecerá la colaboración del PP.

   "A partir de ahí la responsabilidad será de él", espetó, a la par que sentenció que "nadie podrá decir" que el PP no ha colaborado ni aportado nada a un tema "tan importante" como la crisis.

   En este punto, Rajoy reiteró algunas de las propuestas del PP en materia económica y que pasan por bajar los impuestos de las PYMES que son "las que generan riqueza y prosperidad", ayudar a las familias con hipotecas algo que, según dijo, "habría que haberlo hecho" ya, así como acometer diversas reformas estructurales y laborales.

   Asimismo, apuntó que hay que ser "implacables y contundentes" contra las mafias que trafican con seres humanos en alusión a la inmigración. "Aquí no valen los discursos ni hablar de la posibilidad del voto del inmigrante. Hay que tomar decisiones", instó.

EL CONGRESO DEL PSOE, UN "FIASCO"

   Para el líder del PP, el Congreso del PSOE celebrado el pasado fin de semana y en que Rodríguez Zapatero salió reelegido secretario general del partido, ha sido un "fiasco" ya que se ha demostrado que el PSOE está "separado" y "alejado" de la realidad y "no atiende" a los problemas que afectan a los ciudadanos.

   Consideró así que los problemas de España no son el laicismo, el aborto o quiénes pueden votar o no sino que "son otros"  como procurar "el bienestar de las personas", a lo que el PP se va a dedicar.

"MUY OPTIMISTA"

   Rajoy, para quien el PP es "referencia" para muchos y lo va ser para "muchos más", se mostró "muy optimista" de cara al futuro de España porque es "un gran país" y porque el PP gobernará "pronto".

   En este sentido, manifestó que del Congreso del PP de Valencia celebrado recientemente ha salido un partido que se ha "reafirmado en sus ideas y sus señas de identidad" y un partido, agregó, que defiende la libertad, la igualdad y la cohesión social.

   Tras estimar que el PP se ha "fortalecido" y "renovado", Rajoy subrayó que es un partido "independiente" porque "así lo ha querido el PP y sus más de 700.000 afiliados". Explicó en este sentido que el PP toma "sus propias decisiones" y "sólo está a la orden" de los intereses de los ciudadanos.
 

Etiquetas:crisis