Home

Diario YA

Préstamos rápidos: una solución ante gastos imprevistos

Los préstamos rápidos han ido calando con fuerza entre la sociedad porque ésta ha sabido ver que se trata de un servicio que puede ser de lo más útil en momentos en los que hay que hacer frente a un determinado imprevisto. Efectivamente, los préstamos rápidos no están pensados para grandes sumas de dinero ni para echar mano de ellos en todo momento, pero ante apuros así son perfectos por todas las ventajas que ofrecen.

    Trámite fácil. Lo único que hay que hacer es pensar en qué cantidad de dinero se necesita (estamos hablando, por lo general, de un máximo de 750 euros) y del plazo en el que se estima que se puede devolver (con un tope que suele estar en los 30 días) En el momento en el que esto se tiene claro (siempre es conveniente el haber echado antes las cuentas para ver qué es lo que se necesita en realidad) se accede a un breve formulario. En éste lo que se pedirá es la información básica del solicitante, así como alguna forma de contacto y la cuenta a la que se quiere que se haga la transferencia una vez aprobada la solicitud.

    Por Internet. No hace falta tener que desplazarse a ningún sitio, ni tener que esperar colas para ser atendido. Desde la comodidad del hogar es como se llevan a cabo todos los trámites.

    Sin letra pequeña. No hay que esperar hasta el último momento para saber el importe que habrá de devolverse. Tampoco hay letra pequeña que convenga revisar para asegurarse de no tener que llevar a cabo pagos extra. Desde el minuto uno el solicitante sabe, exactamente, lo que tendrá que devolver.

    Rapidez. En el momento en el que se revisa la solicitud y ésta es aprobada se puede contar con que el dinero estará en la cuenta en apenas unos minutos. Por eso, los préstamos rápidos son perfectos cuando hay un pago de última hora.

    Sin dar explicaciones. A diferencia de los bancos en los que se exigirá que se explique hasta el último detalle en qué se va a emplear el préstamo que lleven a cabo (en el caso en el que éste sea concedido) con los préstamos rápidos la persona a la que se le cede ese dinero tiene total libertad para hacer con él lo que estime más oportuno, sin tener que dar explicaciones de ello a nadie.

    24 horas del día disponibles. Como no se trata de una entidad física tampoco es que las empresas que hay detrás de los préstamos rápidos se tengan que ceñir a ningún horario comercial. En el momento en el que éste se necesita, siempre están ahí.

    Incluso con Asnef. Hay personas que ya forman parte de alguna lista de morosos (como puede ser Asnef) Son ellos, precisamente, los que más pueden necesitar el acceder a una cantidad de dinero extra para poder salir de ese bache temporal. No hay que preocuparse por esto porque, incluso estando en una lista de morosos, se puede acceder a un crédito rápido.