Home

Diario YA


 

Por qué es bueno tomar café antes de entrenar

El café se introdujo en Europa en la primera mitad del siglo XVII. Aunque en sus albores no tuvo una cálida acogida, por parte de la iglesia católica, finalmente recibió el beneplácito del papa Clemente VII. Posteriormente, en el siglo XVIII, fueron los comerciantes holandeses los que llevaron los primeros granos de café al continente latinoamericano. No obstante, aunque no hay registros de ello, se estima que fue en África, exactamente en Etiopía, donde comenzaron a disfrutar de los beneficios del café.

¿Cuáles son los hábitos de consumo de café?
Los hábitos de consumo de café se encuentran estrechamente vinculados a una gran parte de la población. Según las encuestas, ocho de cada diez ciudadanos españoles toman café diariamente. De la misma manera, tres de cada cuatro reconocen que tomar café, de forma moderada, es uno de los hábitos más saludables que puedan existir.
En tal contexto, el inigualable sabor y aroma del café Kaiku Caffé Latte puede ejercer, al mismo tiempo, como un excelente agente protector sobre diversas patologías. El mejor café del mundo, para muchos expertos, puede servir como medida preventiva, entre otras enfermedades, frente al Alzheimer o el Parkinson.
De igual modo, el café ha sido la bebida predilecta a lo largo de la historia, para todo aquel que necesita un extra de energía, principalmente por las mañanas. Los efectos de la cafeína generan un fuerte impacto energético en nuestro organismo. Esta cualidad hace del café una bebida energética altamente recomendable para todos los aficionados al deporte.

¿Qué beneficios podemos obtener del café al entrenar?
Muchos entrenadores y deportistas señalan al café como la bebida ideal para antes de iniciar una sesión de entrenamiento. El hecho de contar con un amplio abanico de suplementos energéticos en el mercado no resta importancia a esta infusión, ya que presenta el mismo componente dinámico: la cafeína.
Su alto poder estimulante permite lograr mejores resultados deportivos. Los efectos de la cafeína resultan especialmente eficaces, para aumentar el rendimiento físico durante sesiones activas de entre 5 y 20 minutos. No obstante, la ingesta de café antes de entrenar debe ir acompañada de algún tipo de alimento.

¿Cuándo debemos tomar el café?
Según voces expertas, si utilizamos el café como complemento para nuestra actividad física; no nos servirá únicamente la taza del desayuno. El tiempo es un factor imprescindible, ya que la cafeína comienza a surtir efecto tres cuartos de hora después de su consumo.
A partir de entonces, el organismo inicia la quema de cafeína y su impacto empieza a disminuir. De esta forma, si queremos hacer ejercicio 45 minutos después de tomar un café, podremos alcanzar el punto álgido de energía que ofrece este estimulante antes de que el organismo inicie su procesado.
 
Para finalizar, cabe destacar que no es aconsejable rebasar la cantidad de 400 mg de cafeína diarios. Esta dosis correspondería, aproximadamente, a cuatro tazas de café. De este modo, si somos muy cafeteros, debemos reservar la cuarta toma para antes de iniciar nuestro entrenamiento.