Home

Diario YA

Por qué el mercado laboral solicita cada vez más titulados en FP

La Formación Profesional, más conocida como FP, es una muy buena vía para conseguir trabajar en el sector que queremos. El mercado demanda cada vez más profesionales con una formación técnica, práctica y especializada. Una formación totalmente enfocada a las tareas a desempeñar en cada trabajo o puesto concreto.
 
El aumento de titulados de FP que se incorporan al mercado laboral es una realidad, y sigue creciendo año tras año. El número de matriculados en FP ha crecido más de un 50% en los últimos diez años, los alumnos saben que se trata de una formación que desemboca en una amplia empleabilidad. Las empresas como Autonomos24.com reclaman este tipo de candidatos con conocimientos especializados.
 
Las carreras universitarias, además de largas, se asocian con una gran incertidumbre a la hora de ofrecer un acceso directo al mercado laboral. Sus programas educativos suelen estar cargados de teoría y de amplios conocimientos sobre distintos temas pero, en ocasiones, estos son poco profundos.
 
La FP posee actualmente más de 150 ciclos diferentes orientados hacia más de una veintena de sectores muy activos en España. La Formación Profesional se organiza en tres niveles: básica, de grado medio y de grado superior. Aunque la primera va dirigida a enseñar conocimientos generales equivalentes a los que podría dar un alumno durante su Educación Secundaria Obligatoria o ESO, los otros dos niveles imparten conocimientos técnicos de los oficios a desempeñar. Actualmente hay más de 3.700 centros que imparten FP en España, lo que demuestra la gran apuesta del país por esta clase de educación. Además, existe la posibilidad de estudiarla de forma presencial o semipresencial a distancia, para ajustarse a las circunstancias del alumno lo máximo posible.
 
Por ejemplo, si quieres ser electricista, instalador de aire acondicionado o profesiones similares, lo mejor es aprender todas las cuestiones técnicas que requiere desarrollar este tipo de trabajos.
 
Ventajas de estudiar FP
 
Se acerca a la realidad: La FP es la enseñanza que está más cerca de la realidad del empleo y de las funciones a desarrollar en tu día a día en muchos sectores. Las empresas saben que contratar a una persona que ha terminado su Formación Profesional específica supone incorporar a un profesional en el campo que le ocupa. Las competencias profesionales que adquiere el alumno es una garantía que da confianza al empleador. El alumno, al mismo tiempo, encuentra una realidad que ya domina.
Un paso imprescindible para emprender: Ya hemos hablado de la alta empleabilidad que los ciclos de FP pero hay otra salida igual de interesante: emprender. Los estudios de Formación Profesional pueden darte las herramientas necesarias para montar tu propio negocio y ejercer como autónomo en alguna de las ramas ofertadas. Ten en cuenta que los ciclos suelen tener una duración de dos  años con lo que no tendrás que posponer demasiado tiempo tu futuro laboral.
 
Realizarás prácticas en empresas: Cuando decimos que la FP se acerca a la realidad del mercado laboral no solo lo hacemos porque el programa educativo es muy concreto y especializado sino también por las prácticas obligatorias que debe realizar el alumno. Las práctica se hacen directamente en una empresa del sector para que el alumno tenga un primer contacto con la realidad laboral y comience a ganar experiencia implicándose en casos reales.
 
Un camino para seguir estudiando: Muchas personas que terminan sus carreras universitarias optan por realizar una FP como una vía para especializarse en aquello que han estado estudiando. Pero también ocurre al revés. La FP no tiene por qué ser un punto final a la formación. De hecho, con la titulación de un Grado Medio se puede continuar con el Grado Superior y con este último se puede acceder a una carrera universitaria. Muchos optan por esta vía en lugar de pasar por realizar el Bachillerato. Lo importante es que supone un camino alternativo para quienes estén construyendo su propio futuro. Es, sin duda, una forma de abrirte puertas como profesional.
 
Internacionalización: La FP no es una formación desarrollada únicamente en nuestro país. En Europa las previsiones de crecimiento son incluso mejores que en España. Hay países en los que el 50% de su población son titulados en algún ciclo formativo y conseguir la excelencia a través de este sistema educativo es un reto para muchos gobiernos.
 
Motivación: Es, quizá, el punto más importante. La motivación  se consigue estudiando un sector que realmente te atrae, unos estudios con futuro en el área que tú has elegido. La educación de FP está centrada y es adecuada a los intereses del alumno, sin  incorporar multitud de información adicional que pueda distraer del objetivo fundamental. Al fin y al cabo, la motivación es el sentimiento que nos impulsa a conseguir nuestros sueños profesionales y es imprescindible para lograr metas y cumplir objetivos.