Home

Diario YA


 

El partido republicano norirlandés Sinn Féin, brazo político del IRA, condenó hoy el atentado

Otra vez el IRA

Redacción Madrid. 8 de marzo. El IRA Auténtico, grupo escindido del histórico Ejército Republicano Irlandés (IRA), ha reivindicado el ataque de anoche contra la base de Masserene (Ulster), en el que murieron dos militares y otras cuatro personas resultaron heridas.

   El diario de Dublín 'Sunday Tribune' recibió una llamada de un individuo que se identificó con un código conocido y confirmó que la autoría del atentado corresponde a esta escisión del grupo terrorista norirlandés.

   Una periodista del 'Sunday Tribune', Suzanne Breen, explicó en declaraciones a Sky News que el interlocutor afirmó que el ataque fue responsabilidad de la brigada Antrim Sur del IRA Auténtico. El condado de Antrim es el más nororiental de los seis que componen el Ulster.

   "Dijo que ni él ni el IRA Auténtico no lamentan atacar a los soldados británicos que permanezcan en lo que llamó el norte ocupado de Irlanda", explicó Breen.

   El ataque tuvo lugar en torno a las 22.40 horas de ayer (hora peninsular española), 20 minutos después de que los soldados de la base del 38 Regimiento de Ingeniería pidieran pizzas a un establecimiento de la cadena Domino's. Al menos dos terroristas disfrazados de repartidores lograron penetrar en la base y abrir fuego.

   Según fuentes policiales británicas, los asaltantes llegaron incluso a rematar a dos soldados heridos "al más puro estilo de una ejecución", según comentarios recogidos por el diario 'The Times'.

   Las edades de los soldados fallecidos se sitúan en torno a los 20 años y ambos tenían previsto viajar a Afganistán en los próximos días. De los heridos, uno se encuentra en estado crítico, otros dos en estado grave y el cuarto está estabilizado, pero también grave.

   El ataque de ayer tiene lugar después de que la Policía advirtiera la semana pasada de que la posibilidad de un ataque de grupos disidentes republicanos era la más elevada en una década.

   CONDENA DEL SINN FÉIN

   El partido republicano norirlandés Sinn Féin, considerado el brazo político del IRA, condenó hoy el atentado, declarando que su deber es oponerse a lo que calificó de un acto "erróneo y contraproducente".

   "Los responsables no tienen apoyo, no tienen estrategia para alcanzar una Irlanda unida", dijo el presidente del Sinn Féin, Gerry Adams. "Su intención es traer a los soldados británicos de vuelta a las calles. Quieren destruir los avances de los últimos tiempos y volver a hundir a Irlanda en el conflicto", afirmó Adams.    

   Además, las distintas fuerzas políticas representativas del Ulster aseguraron que este incidente no logrará desestabilizar el proceso de paz en el que se encuentra embarcada la región del norte de la isla de Irlanda desde 1998.

   El primer ministro irlandés, Brian Cowen, condenó el ataque y aseguró que "un pequeño grupo de personas no puede minar la voluntad del pueblo de vivir juntos y en paz". Por su parte, la presidenta irlandesa, Mary McAleese, nacida en Belfast, también expresó su conmoción ante los atentados.

   Los unionistas norirlandeses, encabezados por el Partido Unionista Democrático (DUP, por sus siglas en inglés), y su líder y primer ministro norirlandés, Peter Robinson, señaló que los hechos "recuerdan terriblemente acontecimientos del pasado". Robinson también trasladó sus condolencias a los familiares e informó de que pospondrá su viaje a Estados Unidos.

   "Estos asesinatos han sido inútilmente realizados por quienes no tienen ningún apoyo público y no tienen ninguna perspectiva de éxito en su campaña", añadió.

   Otro miembro del DUP en la Asamblea de Irlanda del Norte, Ian Paisley Jr., hijo del histórico dirigente unionista, indicó que este hecho podría suponer un momento decisivo para la historia de la región. "Durante los últimos diez años, la gente creía que cosas como estas sólo ocurrían en otros países, en lugares como Basora. Desgraciadamente, ha vuelto a ocurrir aquí", añadió.

   CONDENA DE BROWN

   El primer ministro británico, Gordon Brown, condenó hoy el "cobarde" ataque y advirtió de que "ningún asesino podrá desbaratar el proceso de paz que tiene el apoyo de la amplia mayoría de la gente de Irlanda del Norte".

   Brown se comprometió a "incrementar los esfuerzos" para garantizar que la estabilidad de la zona que propició el acuerdo de paz tras décadas de conflicto "dura y perdura". "Puedo asegurar que llevaremos a esos asesinos ante la justicia", declaró.

   El primer ministro de Reino Unido subrayó que la "primera prioridad" de su Gobierno "ha sido siempre la seguridad de la gente de Irlanda del Norte".

   Por ello, prometió "hacer todo lo que esté al alcance del poder para asegurar" que el Ulster está "a salvo y seguro" y aprovechó también para trasladar sus "primeros pensamientos y condolencias" para los familiares de las víctimas, tanto los de los dos soldados muertos, como los de los cuatro heridos, dos militares y dos civiles, los dos repartidores de pizza".

   Además, reconoció que "el país en su conjunto está en impactado y furioso ante la maldad y la cobardía" del ataque en la base de Massereene, en el condado de Antrim, en el que se vieron afectados, según recordó, "soldados que estaban sirviendo a su país y civiles que simplemente estaban desempeñando sus tareas ordinarias".

   Un acuerdo de paz puso fin en 1998 a 30 años de conflicto en Irlanda del Norte entre el IRA, grupo que aspira a la unificación de Irlanda y las autoridades británicas. La Unidad Especial de Reconocimiento (SSR, en sus siglas en inglés), un destacamento especial del ejército británico desplegada durante el conflicto, en el que murieron más de 3.000 personas, ha regresado recientemente a la provincia, de la que se marchó en 2007.

   Sin embargo, el IRA Auténtico se escindió del IRA por su rechazo del proceso de paz y es el grupo responsable del atentado de agosto de 1998 en el que murieron 29 personas, dos de ellas turistas españoles. 

Etiquetas:IRAIrlanda