Home

Diario YA

MARIA GORETTI: PEQUEÑA Y DULCE MÁRTIR DE LA PUREZA

  Santa María Goretti santa, virgen y mártir puede ser la patrona de todas aquellas  niñas y jóvenes víctimas de los graves pecados de violencia sexual, tan frecuentes en estos tiempos en los que la violencia contra las niñas parece no cesar sino aumentar pese a todos los medios legales que las leyes disponen.  Santa María Goretti  nacida en una familia muy humilde que tuvo que inmigrar, para buscar el sustento en los campos del conde Mazzelina, desde muy pequeña se  hizo  cargo de la familia y de la educación de sus hermanos, ya que muerto el padre, la madre tuvo que trabajar duramente en el campo para sacar adelante su familia. 
Solicitada y acosada  por un vecino, Alessandro, joven de 19 años de gran fuerza física, se resistió con toda determinación  durante algún tiempo, hasta  tal punto que pedía a su madre que no la dejase sola en casa. Un tarde de cálida de verano, 5 de  julio,  Alessandro,  pidió  a la niña María que lo acompañase para  caminar juntos, a lo que María se negó, temerosa de las intenciones del joven, quien en un arrebato de pasión criminal intentar forzarla, arrancándola el vestido. María se resistió y con temblor y  temor le gritó: no hagas eso Irás al infierno. En un momento de enajenación mental Alessandro, con un arma blanca le  asestó 14 puñaladas, mortales de necesidad. Hospitalizada ofrece sus sufrimientos por la conversión de su agresor.
El día 6 de Julio de 1902, moría santamente, después de recibir la Eucaristía y la Extremaunción. Tenía tan solo 11 años. Su verdugo Alessandro se arrepintió de su horrendo crimen y pecado, llamado como  testigo en el proceso de beatificación confesó: “Debo   reparación y debo hacer todo lo posible que esté en mi mano para su glorificación. Toda la culpa  fue mía. Me dejé lleva por una brutal pasión. Ella es una santa, una verdadera mártir. Es una de las primeras en el Paraíso después de lo que tuvo que sufrir por mi causa”. En la Navidad de 1937 los habitantes de Gorinaldo pudieron contemplar entre sorprendidos y emocionados como madre  y el verdugo de María Goretti recibían la Sagrada Comunión juntos. Beatificada  (1947)  y Canonizada (1950)  por Pío XII  estando presente su madre de 82 años, sus dos hermanas, un hermano, además de Alessandro. El Papa la definió: pequeña y dulce mártir de la pureza.

 

idel García Martínez