Home

Diario YA

Maldivas, el paraíso del Océano Índico

El estrés forma parte de nuestra vida cotidiana, vivimos en una sociedad muy exigente y a veces tenemos que escapar por unos días, darnos un respiro y huir de la vida real. Y uno de los destinos mas exclusivos del planeta para desconectar son indudablemente las islas Maldivas.

Este destino de ensueño, situado en pleno corazón del Océano Índico, se compone de cerca de 1.200 islas coralinas. Consideradas como un paraíso terrenal, suponen un privilegio para aquellos que sus bolsillos se lo permitan.

La mayoría de la gente va a Maldivas a descansar, a disfrutar de la naturaleza, a desconectar del mundo, a relajarse, tomar el sol, disfrutar del paisaje.

Es el lugar perfecto para tumbarse en la playa y dedicarse a una buena lectura o ver una puesta de sol con un cóctel en la mano. Y es que estas islas son la pura esencia de la vida idílica: playas paradisíacas de arena blanca, mar azul turquesa, aguas cálidas y cristalinas y, sobre todo, arrecifes de coral únicos en el mundo.
 

Con sus mas de 3000 arrecifes de coral y sus mareas libres de monzones, estas islas son un magnífico destino también para los amantes del buceo y el snorkeling, pues ofrecen a sus visitantes unas perfectas condiciones para explorar impresionantes fondos marinos con mas de 700 especies.

¿DÓNDE DORMIR?

Cada isla en Maldivas está explotada por un único y exclusivo resort. Se trata de complejos turísticos distribuidos en forma de villas y cabañas en un entorno de ensueño y con todos los lujos imaginables. Nosotros nos decantamos por hospedarnos en el St. Regis Maldives Vommuli Resort, el primer establecimiento de la famosa cadena hotelera situado en una isla privada, concretamente en un terreno de 9 hectáreas de jardines tropicales exuberantes, arena blanca y lagunas de color turquesa.

Cuando llegamos al aeropuerto internacional de Malé, la capital de Maldivas, un chófer del hotel St. Regis nos estaba esperando para recogernos en la misma terminal de llegadas y trasladarnos a coger un hidroavión privado directo hacia Vommuli Island. El trayecto es de 45 minutos aproximadamente y nos sorprendió por las increíbles vistas panorámicas que se disfrutan desde el aire.

Nada más aterrizar en el mismo mar, los empleados del St. Regis nos estaban esperando en el muelle para saludarnos con una gran sonrisa antes de proceder con el check-in y de recogernos las maletas.

Nos llamó mucho la atención que todas las villas y suites del St. Regis Vommuli Resort cuentan con un servicio de mayordomo personal las 24 horas del día. Aprovechando que íbamos a las islas Maldivas, lo suyo era hospedarnos en una idílica villa sobre el agua, y eso es lo que hicimos en este hotel al quedarnos en una Suite Overwater para disfrutar de las sorprendentes vistas del océano Índico y de la rica vida marina del arrecife de esta zona.

Cada una de estas amplias villas y suites incluyen una piscina privada, control de la habitación mediante un iPad y ventanas corredizas. Las habitaciones también disponen de un increíble vestidor, terraza privada y televisor Bang & Olufsen BeoVision. Los baños son de mármol e incorporan una bañera de pie y una ducha de efecto lluvia.

Su amplia terraza al aire libre rodea una piscina profunda privada de 16 metros cuadrados y ofrece acceso directo al océano Índico. La elegante cama de día, las reposeras y las cuatro hamacas resultan ideales para relajarse bajo el sol.

¿DÓNDE COMER?

La gastronomía también merece ser mencionada. Este resort del St. Regis alberga seis increíbles restaurantes para comer o cenar, donde se sirve cocina italiana, china, japonesa e india, además de numerosos platos internacionales, incluyendo un restaurante pop-up, un bar de tapas sobre el agua y la bodega Decanter, que ofrece vinos excepcionales. Cada uno de ellos brindan al huésped un entorno inolvidable y una calidad exquisita.

Nosotros probamos cuatro restaurantes. En el Alba se ofrecen exquisitos platos italianos con vistas increíbles de la playa, mientras que el Orientale nos encontramos con la inigualable cocina asiática con sabores encantadores.

Por su parte, en el lounge del resort al aire libre (Whale Bar), se puede disfrutar de deliciosas tapas y mariscos de la región, además de vinos y licores especialmente seleccionados mientras se disfruta de las maravillosas vistas del océano Índico. Por último, pero no menos interesante, está el chiringuito Crust, una pizzería familiar con un ambiente estilo patio, donde los huéspedes pueden sentir la arena en los pies

¿QUÉ HACER?

Relájate en el idílico Iridium Spa, el cual ofrece masajes corporales sobre el agua, tratamientos Ayurveda y sesiones de hidroterapia. También recomendamos darse un chapuzón en el Blue Hole, la mayor piscina de hidroterapia de esta hermosa isla. Agua caliente de mar y una variedad de chorros de hidromasaje diluyen la tensión mientras ofrecen beneficios curativos tanto para el cuerpo como para la mente.

También el St. Regis Vommuli Resort cuenta con sesiones de acupuntura, meditación y yoga antigravedad, además de albergar un club infantil, una sala de juegos, el Socialite Club, una pista de tenis y una torre observatorio.

Por último, recomendamos practicar alguna actividad acuática como buceo, snorkeling, windsurf, jetpacking, seabobbing, piragüismo con fondo de cristal y navegación en catamarán.

Nosotros optamos por probar el snorkeling y disfrutamos de los impresionantes fondos marinos y especies que ofrece el Océano Índico, además de visitar una diminuta isla en medio del mar.

PARA MÁS INFORMACIÓN :::

• ST. REGIS MALDIVES VOMMULI RESORT (www.stregismaldives.com)