Home

Diario YA


 

para las elecciones del país

Más soldados españoles a Afganistán

Redacción Madrid. 4 de abril.

España enviará un batallón de 450 soldados a Afganistán con motivo de las elecciones que tendrán lugar el próximo mes de agosto.

Así lo anunció el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, tras la Cumbre de la OTAN celebrada en Estrasburgo, en la que los países miembros acordaron nombrar secretario general de la organización al primer ministro danés Anders Fogh Rasmussen. Turquía se oponía a la elección de Rasmussen por su pasotismo ante la crisis derivada de la publicación de las caricaturas de Mahoma en 2005, sin embargo, la intermediación de España habría hecho posible que el primer ministro turco, Tayyip Erdogan, desbloqueara finalmente, según subrayó Zapatero.

Tras la Cumbre celebrada con motivo del 60º Aniversario de la OTAN, Zapatero informó de que pronpondrá al Parlamento española el envío a Afganistán de 450 soldados más durante el proceso electoral de aquel país, que calculó entre tres y cuatro meses, para "garantizar su desarrollo". No obstante, el jefe del Ejecutivo aseguró que este batallón permanecerá únicamente el "tiempo estrictamente necesario" y se comprometió a que después de este periodor "regresarán a España" y se mantendrá el contingente de 770 efectivos.

Zapatero incidió en que las próximas elecciones afganas son "determinantes" para el "buen desarrollo del país" y recordó que España ya amplió el número de efectivos en los anteriores procesos electorales en 2004 y 2005 (alrededor de 500) en ambos casos), al tiempo que recalcó que otros países también aumentarán su ayuda.

Confirmó, asimismo, que 12 militares más acudidarán a Afganistán para realizar labores de formación con soldados afganos, tal y como adelantó ayer la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, y anunció que también se desplazarán 40 guardias civiles para desarrollar, igualmente, tareas formativas en la policía local.

Además, anunció una aportación de tres millones de euros al "fondo fiduciario del Ejército nacional afgano" y otra de cuatro millones al "fondo electoral para la garantía del proceso".

El presidente del Gobierno señaló también el respaldo de España al cambio de estrategia en Afganistán y Pakistán propuesto por el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, que "fortalece la seguridad y la lucha sin cuartel contra el radicalismo de los talibanes y el fundamentalismo de los terroristas". Representa "un cambio por el que España ha venido trabajando y nos produce satisfacción", agregó.

La política exterior de Obama contempla el envío de más tropas a Afganistán y, ante la reunión que mantendrá mañana Zapatero con el presidente estadounidense en Praga, el jefe del Ejecutivo reiteró que España "no va a incrementar" su contingente. Aseguró que no tendrá que explicar nada a Obama porque es "respetuoso" y destacó que en la nueva estrategia de Estados Unidos hay conceptos como el de "reconciliación, empleo, progreso, un desarrollo mucho más intenso en infraestructuras, o el de contar con Pakistán mucho más".

"He visto una estrategia político militar y social y no sólo militar", ensalzó.

Zapatero destacó que España ha contribuido con un gran esfuerzo militar y material, pero, sobre todo, humano", y aprovechó para recordar a los 87 soldados españoles fallecidos en esta misión, 62 de ellos en el accidente del YAK 42.

LA DIPLOMACIA DE ZAPATERO

En cuanto a la intermediación de España para que Turquía accediera al nombramiento del primer ministro danés como secretario general de la OTAN, Zapatero destacó que "hemos trabajado intensamente" porque como fundadores de la Alianza de Civilizaciones, ambos países mantienen una buena relación, las cual "sabíamos que podría jugar un papel y lo ha jugado", destacó el jefe del Ejecutivo.

Zapatero recordó que ya habló por teléfono el pasado 20 de marzo con el primer ministro turco, y durante la Cumbre del G-20 celebrada el pasado jueves en Londres, también volvió a insitir, junto a la canciller alemana, Angela Merkel, en la necesidad de alcanzar un consenso. De este modo, España habría resultado determinante para una cuestión de ámbito global. "Estoy muy satisfecho porque la situación tenía calado político", enfatizó.

Sobre la elección de Rasmussen, que pasará a liderar la Alianza después del 31 de julio, cuando concluye el mandato del holandés Jaap de Hoop Scheffer, Zapatero consideró que será un secretario general de la OTAN "para el nuevo tiempo", en el que "ha de tener una política preventiva más intensa, un discurso más político y debe extender en la búsqueda de socios, de amigos", y en el que los mayores desafíos serán para la seguridad y, en especial, con el terrorismo internacional.

Zapatero aprovechó su comparecencia ante los medios también para dar la bienvenida a los nuevos miembros de la OTAN, Albania y Croacia, así como a la reincorporación de Francia a la estructura de mando de la organización.

El presidente español realizó un balance "positivo" de esta cumbre porque "ha habido consenso", se ha acordado una "nueva estrategia para Afganistán" y "hemos sido capaces de elegir un nuevo secretario genral de la alianza que goza de un gran consenso y apoyo".

 

Etiquetas:Afganistan