Home

Diario YA


 

Quince mil personas han huido ante el avance del Ejército de Resistencia del Señor, un grupo terrorista pseudo-religioso

Más desplazados en el Congo


Redacción Madrid. 20 de noviembre.

La mitad de los 30.000 habitantes de la localidad de Dungu, en la provincia Oriental de la República Democrática del Congo (RDC), han huido de sus casas debido a los ataques que desde mediados de septiembre han efectuado las milicias ugandesas del Ejército de Resistencia del Señor (LRA) contra las poblaciones civiles de esta zona, según informó hoy la agencia misionera de noticias MISNA.

El LRA es un ejército irregular con métodos terroristas que nació en 1987 en el norte de Uganda. Pretende imponer un Estado basado en el milenarismo bíblico mezclado con religiones sincretistas y animistas africanas. Su acción se ha llevado a cabo fundamentalmente en el sur de Sudán, aunque en esta última guerra en la RD del Congo han traspasado la frontera ugandesa-congoleña.

Durante todos estos años, la mayor parte de las víctimas del RDA han sido de raza acholi, de la región noraugandesa de Acholilandia. Entre sus “méritos” en sus más de veinte años de existencia se pueden contar 12.000 muertos y dos millones de desplazados. También tiene el LRA en su haber alrededor de 20.000 niños secuestrados, a los que usan como niños-soldado o esclavos sexuales.

  Según fuentes misioneras locales, la mitad de los habitantes de Dungu, una de las ciudades más importantes de la zona este congoleña, han huido hacia las localidades de Isiro y Niangara o hacia la selva. El temor a nuevas incursiones ha obligado al cierre de colegios y ha paralizado la vida económica de gran parte de la provincia.

   "Los campesinos no están recogiendo el arroz y no han sembrado las judías", explicaron estas fuentes. "Esto probablemente causará escaseces en un futuro próximo, pero de momento no se han registrado emergencias alimentarias ni sanitarias", prosiguieron.

   Tras el ataque directo efectuado por el LRA contra Dungu a principios de este mes, el pasado domingo se produjeron otros hechos similares en las localidades de Bangadi y Neisu, donde los rebeldes ugandeses saquearon viviendas y oficinas administrativas y obligaron a la población civil a huir hacia Nyangara, según Radio Okapi, emisora vinculada a la misión de la ONU (MONUC).

   No obstante, según MISNA, en los últimos días se han registrado algunas noticias esperanzadoras para la población civil de la zona. Por una parte, el Ejército de la RDC ha aumentado sus efectivos y sus patrullas nocturnas en Dundu, lo que ha permitido el regreso de parte de la población huida. Por otra, 55 personas que formaban parte de un grupo de 80 civiles secuestrados en Dungu a principios de noviembre por el LRA han sido liberadas. Aparte, algunos rebeldes ugandeses han empezado a entregarse a la MONUC, 23 de ellos el pasado domingo.

 

Etiquetas:África