Home

Diario YA


 

Ejecuciones masivas

Los yihadistas avanzan en Irak

Redacción. Ejecuciones masivas a soldados iraquíes. EE.UU y la ONU evacuan a su personal de Bagdad.

Obama, ha comunicado este lunes al Congreso el despliegue de 275 soldados en Irak para garantizar la seguridad del personal estadounidense que se encuentra en el país, así como la en la Embajada en Bagdad, la capital.

“Las tropas entran a Irak con el consentimiento del Gobierno" ha publicado la Casa Blanca mediante una nota de prensa. El personal que trabaja en el país, será reubicado de forma temporal.

EE.UU. está estudiando el enviar aviones no tripulados para ayudar a detener el ataque que está sufriendo el país.

Parte del personal de la ONU también ha sido reubicado a Jordania y no descarta nuevas reubicaciones ante el caos y derramamiento de sangre en el país.
La Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Navi Pillay, ha advertido sobre las ejecuciones sumarias en Irak que se cuentan por cientos.
El 'USS Mesa Verde', que cuenta con un contingente de 550 'marines', se sumará al portaaviones 'USS George H. W. Bush', que ya se encuentra en aguas del golfo pérsico desde el fin de semana.
El país se encuentra en un momento de gran inestabilidad que incrementa por horas con el constante avance delos yihadistas que pretenden hacerse con el poder. Milicias del Estado Islámico de Irak y Siria (ISIS) en el norte y el este del país han ido avanzando sin tregua desde la semana pasada. Los yihadistas aseguran que han ejecutado a más mil soldados iraquíes.
Este martes, decenas de personas han muerto en una ofensiva lanzada por los yihadistas en la que han conseguido hacerse con la «práctica totalidad» de la localidad iraquí de Tal Afar.
El ISIS ha logrado avanzar en Irak en los últimos días, llegando a hacerse con el control de Mosul, la segunda ciudad de mayor importancia del país, y avanzando rápidamente hacia el sur del país, tomando varias ciudades de los alrededores de la capital, provocando el éxodo de chiíes.

Etiquetas:EE.UUIrakislamistasterrorismo yihadista