Home

Diario YA


 

llegaron al poder por medio de un golpe de Estado incruento la pasada Navidad y aseguran que habrá elecciones en 2009

Los militares de Guinea Conakry mantienen contactos internacionales

Redacción Madrid. 7 de enero.

  El ministro de Seguridad y ‘número dos’ de la Junta militar, el general Mamadouba Toto Camara, está desde ayer en Accra (Ghana) para reunirse con los máximos exponentes locales y explicar las razones que llevaron al golpe incruento, después de la muerte del presidente Lansana Conté. Informa la agencia misionera MISNA.

   Lo refirieron los medios locales, y agregaron que la próxima etapa del vicepresidente del Consejo Nacional para la Democracia y el Desarrollo (CNDD) será Abuya (Nigeria), para discutir las fases para el regreso a la ley civil con las autoridades de la Comunidad Económica de los Estados del África Occidental (CEDEAO), que amenazaron con expulsar a Guinea del organismo.

   Entretanto, en Conakry, la Junta ordenó el arresto de algunos generales y oficiales, ya obligados a dimitir. El ex jefe del ejército Diarra Camara, el ex jefe de la marina militar vicealmirante Ali Daffé y el adjunto contraalmirante Fassiriman Traoré, fueron detenidos el domingo y se encuentran arrestados en el cuartel general del ejército en la capital.

   Cinco días después de la toma del poder el 23 de diciembre por parte de los hombres guiados por el capitán Moussa Dadis Camara, 22 generales fueron obligados a presentar la renuncia. Sucesos que muchos habían interpretado como un distanciamiento de la Junta militar de la antigua cúpula militar, muy próxima al presidente Lansana.

   Hoy los Estados Unidos declararon la suspensión de la ayuda a Guinea (15 millones de dólares para el 2009) y pidieron la renovación del orden constitucional y la convocatoria de elecciones lo antes posible. En los últimos días, fuentes diplomáticas francesas refirieron que la Junta se había comprometido a realizar las elecciones “antes del final del 2009”.

   El fallecido presidente Lansana Conté llegó al poder por medio de un golpe de Estado, al morir Ahmed Sékou Tuoré, primer presidente de Guinea Conakry. Hasta 1998 no se celebraron elecciones presidenciales, y todas las que se celebraron fueron tachadas de fraudulentas por la oposición a Lansana.

   Por su parte, el capitán Moussa Dadis Camara, jefe de la Junta militar y actual presidente interino de Guinea Bissau, declaró desde el primer momento del golpe incruento que su Gobierno era de transición y que se celebrarían elecciones presidenciales a las que él, personalmente, no se presentaría.

 

Etiquetas:Áfricaguinea conakry