Home

Diario YA


 

Su trabajo se enmarca en un gran operativo lanzado por las autoridades libanesas el pasado mes de abril y por el que se han detenido a 40 sospechosos

Las tropas españolas en Líbano participan en la caza de espías israelíes

Redacción Madrid. 10 de junio. Las tropas españolas desplegadas en el sur del Líbano participan en la búsqueda de espías israelíes y ya han realizado "varias detenciones", según informó hoy el jefe de la Brigada Multinacional del Sector Este de la FINUL, general José María Prieto, durante la videoconferencia que mantuvo la ministra de Defensa, Carme Chacon, con los responsables de los destacamentos desplegados en misiones internacionales.

"Durante la semana, hemos continuado con esa labor de búsqueda de la célula de espionaje israelí y ha habido varias detenciones", indicó el general que también subrayó lo complicado de este tipo de operaciones. "En la zona chiíta provoca siempre una sensación de recelo porque piensan y creen que estás buscando información que puede ser considerada hostil para ellos".

Según Defensa, este tipo de operaciones forman parte del mandato de las tropas de Naciones Unidas en el sur del Líbano (UNIFIL), de las que forman parte los 1.100 militares españoles desplegados desde septiembre de 2006, y que no ha sufrido ninguna modificación.

Por otra parte, el general Prieto anunció que zapadores españoles comenzarían en breve a desminar la conocida como "línea azul", la frontera trazada por Naciones Unidas entre Líbano e Israel para separar ambos países y certificar la retirada israelí del sur libanés, que se produjo el 24 de mayo de 2000, tras 22 años de ocupación.

GRAN GOLPE A ISRAEL

Los trabajos de los españoles en busca de espías se encuadran dentro de una gran operación contra la inteligencia israelí que Líbano puso en marca el pasado mes de abril y que supone el mayor golpe para Tel Aviv en mucho tiempo, según afirman los analistas, porque ha desmantelado gran parte de su red de espionaje con la detención de 40 sospechosos de más de una docena de células algunos destacados cargos del ejército libanés, según lo publicado por la prensa libanesa y no desmentido por Israel.

Con el fin de reforzar este operativo, que dirigen varios cuerpos de las fuerzas de seguridad, las autoridades libanesas pidieron la colaboración de UNIFIL para la búsqueda de tales agentes en el sur del país, que es donde están desplegados los 15.000 efectivos de las fuerzas internacionales.

Defensa no quiso aportar ningún detalle añadido a las palabras del jefe del contingente español ni confirmó si esta misión, como la gran mayoría de las que desempeñan nuestros militares, se realiza en colaboración con el ejército libanés.

La magnitud de la operación, según informaba recientemente la BBC, ha generado preocupación y malestar entre la población entre la que se ha extendido la psicosis y los rumores de todo tipo.

No está claro cual es el papel de Hezbolá en todo el operativo pero parece difícil pensar que estén al margen ya que este grupo es el que controla gran parte del sur del país.

En el pasado, UNIFIL ha suscitado suspicacias sobre todo en algunos sectores israelíes cuando el diario israelí Haaretz se hizo eco de informaciones que apuntaban a que tropas internacionales ocultaron información delicada ya que vieron operativos armados de Hezbolá pero no informaron de ellos para no entrar en conflicto con el grupo.

Por otra parte, el diario libanés 'The daily star' contaba la semana pasada, que Líbano se ha quejado formalmente ante la ONU de un supuesto caso de espionaje dentro de UNIFIL que consideró una violación de la resolución del Consejo de Seguridad que puso fin a la guerra de 34 días del verano de 2006. En concretó se trataba de la detención de dos empleados libaneses de la misión de Naciones Unidas acusados de trabajar para Israel que poco después fueron liberados. 

 

Etiquetas:Israellibano