Home

Diario YA


 

La Junta Militar insiste en pedir apoyos internacionales

La Unión Africana expulsa a Guinea Conakry de la organización

Redacción Madrid. 29 de diciembre.

   La Unión Africana anunció hoy la expulsión de Guinea como consecuencia del golpe de Estado perpetrado la semana pasada y advirtió de que este país no podrá participar en las actividades de este organismo panafricano mientras no regrese al orden constitucional.

   "El Consejo de Paz y Seguridad de la UA decidió este lunes suspender la participación de Guinea en las actividades de la UA hasta que regrese el orden constitucional al país", informó el Consejo en un comunicado. "La UA reitera su firme condena del golpe de Estado, que supone una flagrante violación de la Constitución de Guinea", añadió.

Hace tres días, la junta militar que ha tomado el control de Guinea Conakry se sumó a las decenas de miles de personas que salieron a la calle para despedir al presidente fallecido el pasado lunes, Lansana Conté, que fue enterrado en un funeral de Estado. Además, solicitó el respaldo de las instituciones internacionales al golpe.

   El general Mamadouba Toto Camara, vicepresidente del Consejo Nacional para la Democracia y el Desarrollo (CNDD), que dio un golpe de Estado incruento aprovechando el vacío de poder creado tras la muerte de Conté, rindió tributo al difunto presidente, a quien se refirió como "un apóstol de paz". "El CNDD tiene la difícil tarea de continuar su trabajo", añadió. El 'número dos' y el presidente del (CNDD), el capitán Moussa Dadis Camara, fueron aclamados por la multitud, en una muestra de la popularidad del golpe de Estado. 

   El féretro de Conté, envuelto en la bandera nacional y sobre el cual se tendía una corona de flores y un retrato, se expuso en un estadio nacional abarrotado de gente, en medio de intensas medidas de seguridad, entre ellas dos camionetas provistas de armas automáticas. El acto incluyó un desfile militar. Previamente, se celebró una ceremonia formal en el Palacio del Pueblo, sede de la Asamblea Nacional, a la que acudieron los presidentes de Liberia, Sierra Leona, Guinea Bissau y Costa de Marfil.

   Después de un oficio en la principal mezquita de Conakry, el féretro fue trasladado para su entierro final a la ciudad de procedencia de Conté, Moussayah, en el noroeste del país, donde nació hacia 1934. El general gobernó la ex colonia francesa con mano de hierro desde 1984, tras liderar un golpe de Estado 1984 al morir el primer presidente del país, Ahmed Sékou Touré.

   LLAMAMIENTO DE AYUDA INTERNACIONAL

   Mientras Conté recibía su último adiós, los líderes de la junta militar apuntalaron su apoyo interno e intentaron conseguir respaldo internacional. Los golpistas han prometido combatir la corrupción, celebrar elecciones en 2010 y mejorar las condiciones de vida. "Ahora necesitamos ser apoyados por el Banco Mundial y ese tipo de instituciones, para que podamos tener las condiciones financieras para llevar a cabo esta misión", declaró el vicepresidente del CNDD, Mamadouba Toto Camara, en declaraciones a los periodistas.

   Estados Unidos, la Unión Africana y la Unión Europea han condenado el golpe, que supone una nueva derrota de la democracia en África, después de las crisis postelectorales de Kenia y Zimbabue y del golpe del pasado agosto en Mauritania.

   Los golpistas dijeron que quieren hacer una ruptura con el régimen de Conté que duró un cuarto de siglo, durante el cual el poder se concentró en las manos de una pequeña élite política, militar y económica. El CNDD tiene previsto reunirse mañana, sábado, con los líderes políticos y de las sociedad civil, así como con los embajadores extranjeros, para explicarles el golpe y presentarles sus planes de gobierno. 

   El presidente del CNDD ha sido aclamado como un héroe por las multitudes en Conakry. Incluso los partidos de la oposición han dado la bienvenida al golpe militar, pero han pedido elecciones en 2009. El primer ministro derrocado, Ahmed Tidiane Souare, manifestó ayer su respaldo al golpe, dando un giro a su posición inicial. Altos mandos del Ejército que no participaron en el golpe, como el jefe de las fuerzas armadas, el general Diarra Camara, también lo han secundado.

   El presidente del CNDD, que ayer se autoproclamó presidente del país, aseguró en declaraciones a France 24 TV que no tiene intención de aferrarse al poder. "El futuro de nuestro país es paz, libertad, reconciliación", dijo, y añadió que no presentará su candidatura a las elecciones presidenciales.

 

Etiquetas:Áfricaguinea conakry