Home

Diario YA


 

por primera vez en seis décadas

India y Pakistán abren la primera ruta comercial entre las dos partes de Cachemira

Redacción Madrid. 21 de Octubre.

   India y Pakistán abrieron hoy una ruta comercial a través de la región dividida de Cachemira por primera vez en seis décadas, una decisión que pretende reducir la tensión existente entre los vecinos con armamento nuclear.

   La decisión, tomada el mes pasado, permite el comercio limitado a través de Cachemira en un intento que simboliza resolver una disputa sobre esta región himalaya para crear "fronteras suaves" que permitan la libre circulación de mercancías y personas.

   "Confío bastante en que este comienzo nos lleve a un comercio bueno y regular entre los dos lados", declaró el primer ministro de la Cachemira paquistaní, Attique Ahmed Jan, aunque se mostró cauto respecto a las esperanzas de que la apertura al comercio a través de una antigua línea de batalla y frontera de facto, conocida como Línea de Control, lleve a una solución rápida de los más de  60 años de disputa en esta región de mayoría musulmana.

   "Todos estos pasos, el comercio a través de esta zona, la comunicación, los contactos directos, las conversaciones, todos estos elementos serán factores que, de forma lenta y gradual, contribuirán para una última resolución", aseguró Jan. "Pero no hay que agarrarse a expectativas elevadas, aunque éste es un gran éxito", añadió.

   Los vecinos asiáticos que reclaman Cachemira por completo se han enfrentado en dos guerras para conseguir la región y estuvieron al borde de una tercera en 2002 antes de retirarse de la zona.

   Hoy fueron liberadas varias palomas blancas mientras 14 camiones paquistaníes, engalanados con la bandera nacional, cruzaron un puente hasta la Cachemira india transportando arroz, cebollas y fruta.

   Es la primera vez que se permite a los vehículos cruzar la línea de alto el fuego y el 'Puente de la Paz' o Aman Setu, construido después de la guerra de 1948. Se espera que los camiones conduzcan hasta unos pocos kilómetros dentro del territorio rival y posteriormente descarguen el material.

   La apertura al comercio en Cachemira es el último de una serie de movimientos cuyo objetivo es la paz y que han realizado pequeños movimientos para resolver su disputa territorial, que ha obstaculizado el comercio regular a través de su frontera internacional durante varias décadas.

   Pero este acontecimiento también cumple una de las peticiones de los grupos separatistas presentes en la Cachemira india, que han liderado protestas contra India, algunas de ellas las mayores en varios años. India se ha movido lentamente hacia la apertura de las fronteras de Cachemira, al creer que podría reforzar los ataques de los militantes separatistas sobre las fuerzas indias desde sus bases en Pakistán. Los milicianos luchan contra las fuerzas de seguridad en esta región desde 1989.

   En 2005 fue inaugurada otra medida para fomentar estos lazos, un 'autobús de la paz' que conectaba la capital de verano de la Cachemira india, Srinagar, y la capital de la Cachemira paquistaní, Muzaffarabad, una de las medidas en las que más se confiaba para construir la paz. Debido a las severas comprobaciones de seguridad, la burocracia y la desconfianza, sólo ha tenido 9.000 pasajeros desde su inauguración.

   Actualmente, el comercio sólo se permitirá una vez a la semana, con una lista limitada de bienes permitidos. El presidente de la Cámara de Comercio de Muzaffarabad, Juwaja Farooq, declaró que quiere un comercio libre. "Debe ser algo permanente (...), pero hasta ahora, no hay nada que parezca permanente", aseguró.
 


 

 

Etiquetas:indiapakistán