Home

Diario YA


 

De un presidente de gobierno se espera tacto, diplomacia

"Ha ofendido a todos y cada uno de los creyentes cristianos de los Estados Unidos"

Fina Millán-Hita. De un presidente de gobierno se espera tacto, diplomacia, conocimiento de los temas de que habla, respeto a las creencias ajenas, educación. Algo que el presidente de Estados Unidos acaba de lanzar al cubo de la basura con las gruesas e indignas acusaciones que realizó en el Desayuno Nacional de Oración contra el Cristianismo, al que culpa de realizar guerras en nombre de Dios.

Además Obama no tuvo recato en lanzar sus injustas y partidistas opiniones en un momento en el que miles de cristianos son martirizados y exiliados por el terrorismo islámico. Se comprende perfectamente que Jim Gilmore, ex gobernador de Virginia afirmara que: "Ha ofendido a todos y cada uno de los creyentes cristianos de los Estados Unidos".

Esta es otra clara muestra de ignorancia histórica que demuestra el presidente Obama (quien ya se ha posicionado a favor del islam en varias ocasiones), además de un improcedente talante. O quizás haya olvidado que fueron mercaderes árabes musulmanes quienes capturaban como a animales a los pueblos originarios africanos para entregarlos para su venta como esclavos en los mercados o a encerrarlos en los ergástulos...

 

Etiquetas:Obama