Home

Diario YA


 

Robert Gates afirma que desmantelar la prisión será trabajo del próximo presidente

Guantánamo es "una responsabilidad real de Estados Unidos"

Redacción Madrid. 22 de octubre. El secretario de Defensa estadounidense, Robert Gates, aseguró ayer que la prisión para presuntos terroristas que Estados Unidos tiene en la bahía cubana de Guantánamo no se cerrará antes del final de la legislatura del presidente George W. Bush, en enero, aunque el próximo mandatario y el Congreso deberían actuar con la mayor celeridad para hacerlo.
   Gates, que ha abogado en numerosas ocasiones por cerrar la prisión desde que fue designado para encabezar el Pentágono a finales de 2006, comentó que Guantánamo es "una responsabilidad real de Estados Unidos". Además, indicó que la administración Bush ha concluido que cerrar Guantánamo requeriría una legislación que tiene pocas posibilidades de ser aprobada antes del cambio de presidente, tras las elecciones del próximo 4 de noviembre.
   "Esta es una cuestión que tendrá que ser abordada pronto por la nueva administración", afirmó el ministro. La legislación necesaria para el cierre, según Gates, debe incluir una forma de asegurar el que ningún detenido tenga derecho para emigrar a Estados Unidos. Aun así, aseguró que Guantánamo es "una de las prisiones mejor gobernadas en el mundo", y afirmó que la mala imagen que tiene data de sus primeros días.
 

 

Etiquetas:EEUU