Home

Diario YA


 

Detenidas 24 personas y desarticuladas dos bandas

Golpe al narcotráfico en Madrid

Redacción Madrid. 30 de enero.

    Agentes de la Policía Nacional han desarrollado una operación contra el blanqueo de capitales y el tráfico organizado de heroína que se ha saldado con la detención en Madrid de 24 personas, informó el Cuerpo en un comunicado.

   Una primera fase de la investigación, en la que se han practicado 17 arrestos, ha permitido desarticular una organización de origen paquistaní especializada en el blanqueo de dinero procedente de actividades ilícitas por el sistema "hawala", que operaba en España y en otros países europeos y asiáticos. Este sistema constituye una banca paralela y se basa en las relaciones de confianza entre quien entrega el dinero, el receptor y los destinatarios.

   Paralelamente, se ha actuado contra otro grupo de traficantes de heroína que operaba desde la capital y que se servía de la red de blanqueo para dar salida a sus beneficios. En esta segunda fase han sido detenidas otras 7 personas originarias de Turquía, Holanda y Guinea Bissau.

   En total se han practicado seis registros en los que se han intervenido cerca de 1.000.000 de euros en efectivo, dos kilos y medio de heroína y gran cantidad de documentación, entre otros efectos.

BLANQUEO POR EL SISTEMA "HAWALA"

   La primera fase de la operación "Quantum" ha permitido desmantelar en Madrid la infraestructura de una compleja organización especializada en el blanqueo de los beneficios obtenidos por grupos organizados vinculados con el tráfico de heroína mediante el sistema "hawala".

   Las investigaciones se iniciaron en noviembre del año pasado año sobre un individuo, de origen paquistaní, que recogía de forma periódica grandes sumas de dinero en un locutorio y en un local de venta de artículos de telefonía de Madrid. Las gestiones realizadas permitieron averiguar que ambos establecimientos eran además frecuentados por conocidos delincuentes, de origen turco, relacionados en España y Portugal con el tráfico de heroína.

   Los agentes averiguaron que el grupo de narcos se servía de la red de blanqueo para remitir el dinero procedente de sus actividades a los proveedores e intermediarios de la droga. El grupo paquistaní cobraba un porcentaje de entre el 5 % y el 7 % del total del efectivo blanqueado. El dinero era remitido mediante sistemas de compensación, con lo que se evitaban los transportes físicos del efectivo mediante "mulas" que podrían ser detectadas e interceptadas en los aeropuertos y fronteras.

   Este sistema, conocido como "hawala" constituye una auténtica banca paralela y ha sido tradicionalmente utilizado en Pakistán, de donde son la mayor parte de los arrestados en esta primera fase, y otros países asiáticos. Se basa en la existencia de relaciones de confianza entre quienes entregan el dinero, el receptor y finalmente los destinatarios.

   El sistema "hawala" se basa en la palabra de los responsables que se encuentran en Pakistán o en Dubai. Con ellos contactan las organizaciones dedicadas al narcotráfico establecidas en Europa cuando tienen que realizar una importante entrega de dinero como consecuencia de alguna transacción de estupefaciente. Desde Pakistán les indican dónde deben entregar el dinero, en este caso en la oficina de Madrid, y tras descontar la comisión se da la orden para que los proveedores de la heroína en Turquía cobren su mercancía.

   Para poder efectuar los pagos, disponen de varias sucursales por toda Europa. Cuando se quedan sin fondos, desde la sucursal de Madrid les remiten efectivo por medio de correos.

   Utilizan como recibo el "toque", que en este caso era un billete de cincuenta euros, cuya numeración solo conocen el correo y el jefe de la organización en cada país. El correo que va a transportar el dinero físicamente hasta otro país tiene que entregarlo como justificante para recibir el efectivo.

DETENCIONES Y REGISTROS

   Las primeras detenciones se produjeron en Madrid. Se trataba de dos ciudadanos ingleses que hacían de correos para la organización. En el momento de su arresto portaban dos bolsas con 252.000 euros en efectivo. El resto de los implicados fueron detenidos dos días más tarde.

   Se han practicado además cuatro registros, en los dos establecimientos comerciales que utilizaban como "pantalla" y en dos domicilios de Madrid. Se han intervenido 317.000 euros, la mayoría en billetes de pequeño valor facial. Este dato indica que podría proceder del "menudeo" de droga por parte de grupos de narcotraficantes. También se han decomisado cuatro máquinas de contar dinero, ordenadores y abundante documentación que está siendo analizada.

   La segunda fase del operativo se centró sobre una organización turca dedicada al tráfico de heroína a gran escala, encabezada por un individuo originario de Turquía, que blanqueaba sus beneficios a través del grupo paquistaní. Los vínculos entre ambos grupos quedaron acreditados tras el arresto de una mujer cuando hacía entrega a la red de blanqueo de importantes cantidades de dinero de los narcotraficantes.

   La actuación policial se desencadenó tras detectarse en la calle Antonio López de esta capital, al responsable de los traficantes junto con uno de sus subordinados. Este último introdujo en un Renault Clio estacionado en la vía pública una maleta y posteriormente ambos abandonaron el lugar. Horas más tarde regresó al mismo punto y, tras adoptar grandes medidas de seguridad, recogió de nuevo la maleta del vehículo.

   Los agentes intentaron detenerle y, tras una violenta y brusca maniobra en la que peligró la integridad de los policías, emprendió la huida. Finalmente fue interceptado y detenido a la altura de la Avenida del Planetario, después de una accidentada persecución. En el asiento trasero del turismo que conducía se encontró la maleta, que contenía en un doble fondo dos kilos y medio de heroína. En el registro practicado en el Renault Clio, que utilizaban como "caleta" provisional, se localizaron otros 124 gramos de heroína y 360 gramos de cocaína, así como una gran cantidad de sustancias de corte.  

   Los demás integrantes del grupo fueron detenidos durante los días 26 y 27. La mayor parte de los arrestos se produjo en un establecimiento de comida turca de Madrid que era utilizado por el grupo para dar cobertura a sus actividades ilícitas. En el interior del comercio se localizaron cerca de 450.000 en billetes de distinto valor dentro de una mochila, una bolsa de deportes y otra de lona.

   Se han registrado asimismo dos domicilios en Madrid donde, además de documentación, un teléfono vía satélite y otros efectos, se intervino también una fuerte suma de dinero en efectivo.  

   La operación ha sido realizada por la Brigada Central de Estupefacientes y la Sección de Investigación Patrimonial de la Brigada Central de Crimen Organizado, ambas pertenecientes a la UDYCO de la Comisaría General de Policía Judicial. La investigación continúa abierta y no se descartan nuevas detenciones.

 

Etiquetas:delincuenciadelincuencia organizadamafiaspolicía