Home

Diario YA


 

El alcalde de Madrid también habla sobre la sospecha de un policía implicado en el Balcón de Rosales

Gallardón dice que Madrid es más segura que otras capitales europeas

Redacción Madrid. 15 de enero. El alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, insistió hoy en varias ocasiones durante la rueda de prensa posterior a la Junta de Gobierno semanal en que, a pesar de los últimos sucesos ocurridos en la noche madrileña, con el asesinato de dos personas en la madrugada del lunes por un conflicto surgido en la discoteca Heaven, los niveles de seguridad de la capital son mejores a los registrados en otras urbes europeas de condiciones y dimensiones similares, como París o Londres.

   "Tenemos que ser conscientes de que los niveles de seguridad nos sitúan a niveles más favorables de los registrados por otras grandes urbes europeas, como Londres o París", aseveró el primer edil tras subrayar que el esfuerzo del Ayuntamiento en materia de seguridad es "extraordinario". "Pocas administraciones, sin tener la obligación legal de ello, han dedicado unos recursos extraordinarios para garantizar la seguridad de los ciudadanos, como hemos hecho nosotros en los últimos cinco años", insistió el alcalde.

   En este sentido, Ruiz-Gallardón citó en la rueda de prensa un informe de la Oficina Estadística de la Comisión Europea (Eurostat) en el que se señala que Madrid es una de las ciudades europeas más seguras al situarse entre las capitales de la Unión Europea con menor tasa de homicidios y asesinatos en el periodo 2003-2006.

EL OBJETIVO, LOS NIVELES DE LUXEMBURGO

   De las treces capitales más importantes de Europa, la española se sitúa en la décima posición, con 1,41 homicidios/asesinatos por mil cada mil habitantes; frente a los 4,43 de Ámsterdam, los 3,28 de Bruselas, los 2,64 de Londres o los 2,40 de Varsovia. Le siguen, en este orden, los 2,26 homicidios por cada mil habitantes de la capital de Irlanda, los 2 de Copenhague, los 1,92 de Berlín y los 1,71 de Paris. En cambio, Viena, con 1,13 asesinatos por cada mil habitantes; Roma, con 1,12; y Luxemburgo, con 0,87, son las capitales menos violentas de Europa.

   Estos datos, según el alcalde, no harán al Gobierno municipal que relaje el esfuerzo por permanecer en esta situación y reseñó que el objetivo tanto del Ayuntamiento como del Ministerio del Interior es que Madrid "sea la ciudad más segura de Europa", para alcanzar unos niveles similares a los de Luxemburgo. Por ello, como destacó, la plantilla de Policía Municipal "está al nivel de la (Policía) Nacional", unos niveles que, por otro lado, son superados en lo que se refiere a patrullas que operan por la noche.

   Ruiz-Gallardón dijo entender que los acontecimientos de los últimos días generan alarma entre la ciudadanía pero puntualizó que son "extraordinarios en el paisaje de Madrid". También destacó que los datos de criminalidad registrados en la capital, menores a los de otras importantes ciudades europeas, "no significa estar contento" con ellos pero aseguró que "siempre que haya un problema de inseguridad (el Gobierno municipal) multiplicará los esfuerzos", todo ello unido a una colaboración permanente con el Estado, a través de la Delegación de Gobierno y las Juntas de Seguridad.

BALCÓN DE ROSALES

   El primer edil de la ciudad también se refirió a la investigación que publica hoy el diario 'El País', en la que la Policía se encuentra detrás de un subinspector de la Jefatura Superior de Policía de Madrid para ver si era el encargado de dirigir la seguridad de la discoteca Balcón de Rosales, donde el pasado 15 de noviembre fue asesinado Álvaro Ussía.

   Los agentes están tras este mando policial, que está destinado al servicio de noche de la Brigada Provincial de Seguridad Ciudadana, tras haber entregado tarjetas con el nombre de Fortesa, empresa de servicios a locales de ocio.

   Esta actividad de encargado o responsable de una empresa de seguridad está prohibida por varias leyes y normativas que obligan a los funcionarios, y en especial a los policías. Además de la Ley de Incompatibilidades, las normas internas del Cuerpo Nacional de Policía impiden el ejercicio de cualquier tarea que pueda interferir en su trabajo habitual, explica el diario.

   Ante todo ello, Alberto Ruiz-Gallardón dijo que habrá que esperar a que culmine la investigación y, de confirmarse por el Juzgado que se ha cometido un hecho contrario a la normativa vigente, para que, posteriormente, el Ministerio del Interior aplique una "actuación inmediata y ejemplar con este funcionario".

Etiquetas:caso álvaro ussíadelincuenciaGallardón