Home

Diario YA

Formas de asegurar tu moto cuando la dejas aparcada

Siempre que dejamos la moto aparcada no podemos evitar pensar en lo vulnerable que se encuentra y si algún “amigo de lo ajeno” puede verse tentado a llevársela. La manera ideal de dejarla aparcada es buscar un sitio adecuado y atarla con un sistema de seguridad de calidad. Puedes encontrar el mejor antirrobo para moto en Moriwoki.
Es habitual, por ejemplo, que en grandes ciudades se utilice una moto para acudir al trabajo, para evitar colas y aparcar más rápido. En este texto hablaremos sobre cómo aumentar la seguridad de una moto cuando se deja estacionada.

Cómo incrementar la seguridad de la moto
Son muchas las personas que utilizan en su día a día una moto como medio de transporte. Una vez se deja estacionada, la moto está expuesta a muchos riesgos, como el del robo o el de recibir un golpe por parte de otro vehículo.
Comentamos a continuación, una serie de medidas que incrementarán notablemente la seguridad de la moto.

Utilizar un sistema antirrobo
Es fundamental adquirir un buen sistema antirrobos para dejar instalado en una moto cuando esta se deja estacionada. Este tipo de dispositivos impedirá que pueda ser sustraída y en el peor de los casos, retrasará el tiempo necesario para ello.
Es recomendable utilizar dos sistemas de robo distintos ya que dificultará mucho la labor de los “cacos” y requerirá de mucho más tiempo.

-Tipos de sistema de robo. Existen diversos tipos de dispositivos de seguridad como las cadenas o los candados. Los más seguros son los candados de discos en forma de U. Además, pueden adquirirse con alarma sonora incorporada.
-Cómo atar la moto. Para atar una moto correctamente hay que hacerlo sobre un objeto fijo, para impedir que entre varias personas puedan levantarla e introducirla en otro vehículo. El sistema antirrobo (cadena o candado) debe evitar instalarse pegado al suelo, donde es más fácil de romper o inutilizar.

Dejar bloqueada la dirección
Un consejo sencillo y práctico es dejar la dirección de la moto siempre bloqueada. Con esta medida se impedirá que puedan llevarse la moto fácilmente rodando.

Elegir la mejor ubicación
Si no puedes aparcar en una zona o parking vigilado, la mejor opción es dejarla en una ubicación que te permita echarle un ojo. Sin embargo, esto no es fácil de conseguir. La mejor opción es aparcar en una zona transitada y que esté bien iluminada, si es posible, junto a otras motos y vehículos.

Instalar una alarma
Instalar una alarma sonora, que se active cuando se intente manipular la moto sin desactivarla previamente, ahuyentará a todo aquel que intenta robarla mientras se encuentra aparcada.

Utilizar un sistema de arranque especial
Utilizando un sistema de arranque codificado, como el de los coches actuales, hará que la moto sólo se pueda arrancar con tu llave, disminuyendo mucho el número de ladrones capacitados para saltarse este tipo de medidas de seguridad avanzadas.
 
Dejar la moto estacionada e ir a trabajar, comprar o hacer cualquier otra gestión, será mucho más seguro si se deja la moto estacionada en un lugar transitado y bien iluminado, además de acoplar un sistema de seguridad antirrobo. Si además se incluye una alarma sonora, se deja la moto atada a algún poste o señal y se dispone de arranque codificado, los ladrones tendrán muy difícil llevarse tu moto.