Home

Diario YA


 

Desde 1979 se han producido seis atentados contra la institución que no han ocasionado muertos

ETA vuelve a atacar la Universidad de Navarra

Redacción Madrid. 30 de octubre. El de hoy es el sexto atentado de ETA contra al Universidad de Navarra desde 1979, la mayoría de ellos, además, dirigidos contra el Edificio Central del campus. El primer atentado tuvo lugar el 4 de octubre de 1979. En concreto, atacó a las oficinas de la Editorial Universitaria (EUNSA), localizadas en el municipio de Barañáin, próximo a Pamplona.

La segunda acción terrorista fue cometida el 12 de julio de 1980, cuando miembros del antiguo 'comando Nafarroa' colocaron un artefacto explosivo en el interior del Edificio Central. Entonces, los etarras utilizaron dos furgonetas robadas a punta de pistola y causaron daños por valor de cien millones de pesetas.

Tras ello, este mismo comando colocó cinco bombas, el 24 de junio de 1981, en el sótano del Edificio Central, que causaron cuatro heridos y cuantiosos daños materiales. Dos años más tarde, ETA colocó cuatro artefactos en el campus, uno de los cuales pudo ser desactivado y los otros tres provocaron heridos leves.

La explosión ha dejado entre 20 y 30 coches calcinados en el aparcamiento situado junto al Edificio Central, donde se produjo la deflagración.

La explosión del coche bomba ocasionó una fuerte humareda en la zona y provocó importantes daños en los vehículos de su alrededor, que también ardieron.

Igualmente, la deflagración ocasionó numerosos daños en los edificios del entorno del aparcamiento. Se encuentran en la zona, además del Edificio Central, el edificio de Bibliotecas, la Facultad de Comunicación y varios colegios mayores.

Por el momento, los daños más visibles son los de cristales rotos y ventanas desencajadas. Además, según expresaron varios testigos, algunos fragmentos de vehículos llegaron a entrar en el Edificio Central ardiendo, lo que obligó a los bomberos a tener que intervenir.

Los alumnos de la Facultad de Arquitectura de la Universidad de Navarra que permanecían retenidos en el edificio, han podido salir de él hacia las 12.40 pero no se les permite montarse en sus coches y sólo se les ha permitido marcharse a pie y través de una calle, según explicó una estudiante de esta facultad.

Según indicó, no les ha sido permitido montarse en sus coches y sólo podían "ir por la derecha y andando, y sólo por una cuesta". Esta estudiante añadió que la Universidad les ha comunicado que por la tarde podrán retornar al centro, "pero no querían que cogiéramos ahora los coches".

Los alumnos de la facultad de Arquitectura fueron retenidos en el centro después de la explosión. Tras el fuerte "retumbo" que se sintió tras la deflagración, los bedeles y profesores de la facultad pidieron a los alumnos que no abandonaran el edificio, en el que también se han registrado algunos daños, con cristales rotos, aseguró la estudiante.

 
 
 
Etiquetas:atentadoETA