Home

Diario YA

Tema denuncia

Enviar un SMS desde cualquier país de Europa es más barato que desde España

Desde este miércoles, enviar un mensaje de texto desde cualquier país de la UE es más barato que hacerlo desde dentro de España.

Exactamente, cuatro céntimos más barato. En la actualidad, los principales operadores españoles de telefonía móvil cobran al usuario 0,15 céntimos más IVA por cada sms que envían a otro teléfono dentro del territorio nacional, mientras que con el servicio de roaming ya cuesta 0,11 céntimos, más impuestos indirectos, según la norma fijada por la Comisión Europea para llamadas y mensajes en 'itinerancia'. Antes el precio era de 28 céntimos y llegaba a los 35 en los Países Bajos y en Portugal.

 La entrada en vigor de esta medida despertó una vez más las quejas de la asociación de consumidores FACUA, desde donde se denunció que "Movistar, Vodafone y Orange cobran una abusiva tarifa por los sms enviados dentro del territorio nacional". De hecho, recuerdan que la diferencia de precio ahora supone que se pague un 36,4% más por enviar un sms en España que por hacerlo desde otro país de la Unión Europea.

 Facua considera que "la única vía" para acabar con los "desproporcionados precios que aplican los grandes operadores" es que el Gobierno imponga tarifas máximas de voz y datos como se ha hecho desde Bruselas.

 TAMBIEN SE REDUCE EL PRECIO DE LLAMADAS Y DATOS

La norma europea fija también la reducción de las tarifas de las llamadas en 'itinerancia'. Hasta ahora, se cobraba 0,46 euros en las llamadas realizadas y 0,22 euros en las recibidas. Ahora, estas tarifas descienden hasta los 0,43 euros para las primeras y 0,19 euros para las segundas. La bajada de precios será gradual, de forma que dentro de un año, el 1 de julio de 2010, las llamadas realizadas costarán 0,39 euros y 0,15 euros las recibidas; hasta que en 2011 el precio quede fijado en 0,35 euros y 0,11 euros respectivamente.

 Además, la Comisión Europea decidió acabar con el hecho de que los consumidores estén pagando alrededor de un 20% más del tiempo que realmente consumen. Así se decidió introducir el principio de facturación por segundos tras los primeros 30 segundos para las llamadas efectuadas en itinerancia y desde el primer segundo para las llamadas recibidas estando en el extranjero.

 Finalmente, también se reducirán las tarifas para la navegación y la descarga de datos en Internet. La idea es introducir un límite al por mayor de un euro por megabyte descargado frente al precio medio de 1,68 euros por megabyte, que llegaba a 6,82 en Irlanda, 5,30 en Greacia y 5,10 en Estonia. Al igual que ocurre con las llamadas, esta tarifa quedará en 0,80 euros en 2010 y 0,50 en 2011.

Además, el cliente podrá optar por un mecanismo de interrupción cuando la factura llegue a los 50 euros, límite que podrá ser ampliado si el consumidor así lo desea.