Home

Diario YA


 

Entrevista al General Rafael Dávila: «Tengo fe en España. Ha salido de situaciones muy duras»

Rafael Dávila, General de División retirado, desde su experiencia, analiza de forma breve algunos de los aspectos más inquietantes de la situación actual de España.

Les recomendamos su interesantísimo blog: generaldavila.com donde suele expresar sus reflexiones con más profundidad. Un blog que nacía en 2013 y su autor se presentaba así: “Siento la necesidad de escribir, sin tapujos ni temores. La antigüedad es un grado y los años te permiten ciertas licencias que en el fondo el que las lee o escucha te lo agradece. Se trata de buscar la verdad y lo que sé, contarlo, contarlo todo; al menos lo que es de interés, a juicio del que escribe por supuesto”.

-Valoración actual de la situación de Cataluña y sus peligros, pues siguen en un desafío permanente ante un Estado que deja hacer...

Dada la evolución casi se me ocurre, por decir algo nuevo, contestar de manera retórica, o si lo prefiere con cierta ironía: La situación es preocupante desde hace años, lo es cada vez más, ahora, además de preocupante, es incomprensible y de alto riesgo, porque dudo de la claridad de ideas y capacidad intelectual (y de Estado) que tienen quienes nos gobiernan para resolverla. Eso es un riesgo añadido.

Cada día, al ir viendo la evolución de la situación, la preocupación aumenta. La ayuda de nuestros aliados, a mi juicio, no ayuda a la solución. Lo que se ve o se intuye no es nada bueno.

-¿Es un peligro para España las izquierdas en el gobierno con el apoyo de los separatistas?

No sé qué es eso de derechas e izquierdas. Son conceptos que no ayudan a superar viejas situaciones. La política lo enreda todo. Convendría partir de una base única: España. Después cada cual políticamente puede diferenciarse y eso es bueno. Lo que no es admisible es poner la zorra a cuidar de las gallinas. El actual “espectáculo o farsa política” es la representación de un continuo enfrentamiento en el escenario sin que sepamos que ocurre entre bambalinas. Una escenificación. Todo por el poder.

Ejemplo de ello es la pregunta que me hace. ¿Alguien puede entender que los que quieren romper España sean los que amparan en el poder a quienes nos gobiernan? ¿No habrá gato encerrado? Pues claro.

-¿Qué consecuencias traería la exhumación por Decreto de Franco contra el permiso de la familia?

Creo que el hecho en sí ninguna. Veremos los recursos legales. Será lo que diga la ley. Sin manipulaciones. Nadie desde la buena voluntad anda a estas alturas dándole vueltas a temas que no vienen a cuento. Lo perverso de la situación es revolver en los corazones para enfrentarlos. Recientemente en un artículo titulado La Guerra Civil he recordado la frase de Spinoza: «La paz no es la ausencia de guerra. Es una virtud, un estado de ánimo, una disposición para la benevolencia, la confianza y la justicia». Esa es la paz que nos quieren robar; con mala intención. Es una inmoralidad y una perversión.

-¿Cómo valora que más de 1000 altos mandos militares retirados hayan salido en defensa de Franco?

Respeto mucho la decisión de mis compañeros. Creo que lo importante en estos momentos es la Unidad de España y no desviar la atención hacia otros temas, aunque probablemente todo tenga que ver. Amagan por un lado y atacan por otro. Repito que ese no es el problema. Es más profundo, de mayor calado, y hay que cuidar los argumentos y actuar con astucia, sagacidad y mucha inteligencia. Las guerras, las batallas, hay que plantearlas para ganarlas. Siempre y en cualquier situación.

-¿Espera una posible reacción de la sociedad española ante tales atropellos?

Tengo fe en España. Ha salido de situaciones muy duras. No me gusta la manipulación de las conciencias y la falta de libertades. Le llamo falta de libertad a la manipulación. Por otro lado conviene recordar el triple error del que fue víctima Napoleón, el error monárquico, el error nacional y el error religioso. Jesús Pabón lo ha señalado precisamente a través de su conducta respecto a España durante la Guerra de la Independencia. Que no lo olviden los que se dedican al arte de la política sin leer ni saber. Copiar no es suficiente. Hay que estudiar y aprender. Con rigurosidad. No somos peleles ni marionetas.

Javier Navascués