Principal

Diario YA

 

Emprendiendo desde cero

Ser emprendedor/a está de moda. Pero no de trata de una moda cualquiera, sino que estamos ante el surgimiento de nuevas empresas por parte de particulares cuyos sueños hace tan solo unos pocos años eran inalcanzables. Esta cualidad de inalcanzable venía dada por el tipo de sociedad en la que se vivía, más acomodada por norma general y con menos espíritu emprendedor. Se tenía un puesto fijo durante años, y así hasta la jubilación.

Muchas personas, por decisión propia o porque han sido despedidas a causa de la crisis económica, han decidido dar portazo a su trabajo y su vida acomodada para empezar a ser sus propios jefes, con las ventajas y las dificultades que esto puede conllevar. Es indiscutible la satisfacción que da ver como algo que creas de la nada se convierte en algo mucho más grande, convirtiéndose en tu fuente de ingresos principal, y lo mejor, permitiéndote vivir la vida haciendo lo que realmente disfrutas.

No obstante, los peligros y barreras son obvios: a veces nos falta experiencia, nos guía la persona equivocada, caemos en prejuicios, no investigamos lo suficiente, nos falta dinero y encima dependemos de factores externos cuyo control no está en nuestras manos. Empezar un proyecto de esta índole puede resultar abrumador. La información la tenemos, contamos con infinitos recursos online, conocemos casos personales de éxito... pero hay tanto que muchas veces no sabemos por dónde empezar.

Para ello, vamos a echar un vistazo a los cuatro primeros puntos que uno/a ha de tener en cuenta a la hora de emprender una nueva forma de vida como es la vida de un/a emprendedor/a. Hablamos de la idea, la financiación, las herramientas que nos van a ir bien y la formación profesional.

La idea: el origen de todo

Facebook nació como una red universitaria que se fue ampliando hasta lo que es hoy en día; Apple quería diferenciarse a toda costa de lo que era el imperio Microsoft; Google creó, simplemente, un buscador que no fuera tan pésimo como los que existían en ese momento.

La clave es encontrar una necesidad no cubierta (o cubierta de manera pobre) en la cual podamos convertirnos en buenos líderes de mercado. Asegúrate de buscar también algo que te apasione y saca de ello el máximo beneficio, ¡seguro que algo puedes hacer en relación a ello! No importa si son animales, el surf, los videojuegos, las manualidades o el posicionamiento SEO: con más o menos complicaciones, se puede. Aunque no va a ser pan comido, eso tenlo claro.

La perseverancia y la fuerza de voluntad van a ser tus mejores aliadas. Y a veces, aunque creamos que tenemos la mejor idea del mundo, es posible que no acabe de cuajar. Has de estar preparado/a para caerte y volver a levantarte. ¿Sabías que los creadores de Anrgy Birds lo intentaron 50 veces antes sin éxito y estuvieron al borde de la bancarrota?

¿Cómo financiar tu startup?

Uno de los primeros problemas que van a surgir, incluso antes de tener la idea, es la de cómo financiar tu empresa. A no ser que tengas mucho capital de base, lo cual no es muy frecuente, vas a tener que empezar poco a poco y vas a tener que buscarte las castañas para encontrar alternativas de financiamiento. Ir al banco a pedir un préstamo puede que no sea lo más conveniente, y es probable que no te lo concedan a la primera, especialmente si no tienes aval o nómina fija. Vamos a mostrarte dos opciones que te pueden sacar de un apuro: los préstamos personales y los microcréditos.

Préstamos personales

Los prestamos personales online son una de las formas más rápidas para conseguir el capital que necesitamos al principio de nuestro viaje emprendedor. Se trata de créditos / préstamos de distintas cantidades que podemos adquirir en apenas 20 minutos y sin necesidad de aval ni de otros requisitos de los que no disponemos. Podemos conseguir préstamos de hasta 60.000 euros a devolver hasta en 5 años, algo que nos puede venir perfecto para cuando empecemos a tener beneficios.

Microcréditos

Los microcréditos online son similares a los préstamos personales online, pero las cantidades suelen ser más pequeñas. La inmediatez, sin embargo, es la misma, y de igual manera los requisitos para solicitar estos microcréditos rápidos son los mismos.

Se puede consultar una completa comparativa online en webs como Microcréditos TOP, que nos ofrece mini créditos de todo tipo. Una opción perfecta para esos pequeños problemas de liquidez inmediata que se nos pueden presentar al principio o durante la vida de nuestra nueva empresa.

Herramientas de gestión imprescindibles

Sea de lo que sea tu empresa, el objetivo va a ser vender productos y/o servicios a tus clientes. Es por ello que vas a tener que dominar y adquirir las mejores herramientas de gestión digital de las compras de una empresa.

La importancia de ser lo más eficientes posibles a la hora de obtener mercancías y administrar nuestro stock, así como tener un fuerte control de la cadena de suministro y todo lo relacionado con la gestión de las compras de una empresa se ve de forma clara en los resultados, lo costes y los beneficios. Es por ello que lo mejor es siempre recurrir a profesionales y expertos en el sector, como es el caso de SER Group, que nos ofrece un fantástico software de gestión de las compras que nos lo pone en bandeja.

No te olvides de la formación profesional

Si bien es cierto que Internet nos proporciona muchos recursos gratuitos para aprender, nunca está de más atender a cursos y formación algo más reglada para tener un buen conocimiento de la materia e impulsar las ventas de una empresa. Se trata de formación que ningún video tutorial de Youtube va a poder ofrecernos. En el sector de la administración de empresas existe educación reglada como este máster en ventas, pensado especialmente de cara a la formación para directores comerciales. Está considerado uno de los mejores másteres dentro del área comercial y de ventas de toda España y es presencial, aunque totalmente diseñado para gente profesional, con lo cual es más que viable en tu nueva posición como empresario/a.