Home

Diario YA

Empeño de coches: diferencia con créditos rápidos

Por mucho que tengamos controlado todo el tema económico, en ciertas ocasiones de nuestra vida podemos tener algún problema para llegar a fin de mes, para cubrir una determinada deuda, para pagar una factura demasiado abultada que se nos ha presentado, entre otros tantos imprevistos.
Ya conocemos el recurso de los créditos rápidos -> Son empresa que han proliferado en los últimos años debido a que las entidades bancarias han complicado los requisitos para poder acceder a financiación.
Pero también es posible conseguir un préstamo por tu coche. Si quieres saber cómo funciona esta innovadora forma de conseguir financiación, te recomendamos seguir leyendo.

¿En qué consiste el empeño de coches?
Para obtener este tipo de crédito tan solo necesitamos una cosa: un coche. Tendremos que prestarlo como garantía de devolución. En otras palabras, usaremos el coche como si fuera un aval para que nos den el dinero.
Pero hay que tener en cuenta algo importante de este préstamo: y es que, mientras empeñamos el coche, no podremos utilizarlo.
Será en ese momento cuando nos demos cuenta de la imposibilidad del trato: si tenemos que pagar una deuda, necesitamos trabajar, y posiblemente nos haga falta el coche para poder ir al trabajo.
Para solucionarlo, algunas empresas nos permiten seguir usando el coche, a la misma vez que está empeñado.
En relación a la documentación que hace falta para empeñar el coche, no nos van a pedir una nómica. Al fin y al cabo, no importará que estemos o no trabajando, ya que el aval que vamos a usar es nuestro vehículo. Presentando nuestra identificación, para que la empresa pueda saber quiénes somos, será más que suficiente.
Seguramente te estarás preguntando cuánto dinero puedes sacar con tu vehículo, pero el valor es muy variable. Y es que depende de muchas cosas: por ejemplo, de los años que ya tenga el vehículo, del nº de puertas, de la potencia, del estado en el que se encuentre, etc.
Una de las principales ventajas de conseguir un préstamo por tu coche es que obtendremos el dinero en un tiempo récord, puede que, incluso, hasta en menos de 24 horas (aunque es cierto que esto dependerá de las condiciones de la empresa con la que estemos tratando).
En cambio, los créditos rápidos, como los Créditos Rápidos Creditoplus requieren de algún tipo de recurso para garantizar que podemos pagar el préstamo. Lo más común es que tengamos que entregar una nómina (lo que implica que estemos trabajando), aunque también es posible que nos admitan la acreditación de que estamos recibiendo una ayuda, el paro, u otro elemento relacionado.
También existe una diferencia en cuanto al plazo de amortización en relación a los créditos rápidos y al empeño del coche. Este último recurso permite una mayor versatilidad de plazos, mientras que en el caso de los créditos rápidos habrá que amortizarlo con mayor facilidad.
Ahora que ya conoces estos recursos, sopesa las 2 opciones para determinar cuál es el que más te conviene.